martes, 13 de octubre de 2020

Evolución tecnológica en el Mountainbike II

La evolución es imparable y en muchos casos obligada por los nuevos estándares que se establecen. Ya hay infinidad de modelos que no permiten montar más que un plato y los cierres rápidos no pasantes han quedado relegados a las gamas bajas y a los amigos de carretera que adoran lo retro. Aquí veremos que tanto vale la pena, lee y analiza:


CAMBIOS ELECTRONICOS

¿Qué son?

Son sistemas de transmisiones que, en vez de utilizar un cable mecánico como sistema de movimiento para el desviador y el cambio trasero, utilizan un cable electrónico o lo hacen vía wireless (en carretera por ahora). El desviador y el cambio cuentan con un motor para desplazar la cadena sobre platos y piñones. Es un sistema súper preciso que cuenta con diferentes tipos de baterías para su utilización. Hoy en día, el Di2 de Shimano es el más extendido, pero SRAM lo usa sin cables en carretera y estamos a la espera a que llegue al mountain bike.

Pros

  • Precisión máxima de los cambios y capacidad de ajuste de los mismos.
  • Tiene un montón de settings para que los adaptes a tus gustos.
  • Sin mantenimiento de cables y/o fundas.
  • Funciona sin problemas bajo la lluvia y/o temperaturas extremas.
  • Las baterías tienen ciclos de uso muy largos.

Contras

  • El precio es todavía muy elevado.
  • La instalación debe de ser muy cuidadosa, con lo que conviene que lo haga un mecánico profesional.
  • Dependiendo del cuadro de tu bici, será más complicado el guiado de cables y/o instalación de la batería.

Las dudas

¿Se acabaron los cables? No sabemos que pasará en el futuro, pero es algo que sigue avanzando imparable, sobre todo en carretera. En montaña va más lento, pero veremos qué pasa cuando llegue el sistema wireless de SRAM. Pasarte a la electrónica tiene un precio muy alto (todos los sistemas y marcas son muy costosos) y la instalación dependiendo del tipo de cuadro que tengas puede ser complicada. La precisión es increíble y la falta de mantenimiento de cables es uno de sus puntos más fuertes. Son parte del futuro en combinación con las suspensiones electrónicas y las bicis eléctricas.


RUEDAS TUBELESS

¿Qué son?

En MTBpro ya hemos visto cómo tubelizar una rueda. El tubeless no es más que un sistema de neumático/llanta en el que se prescinde de cámara. Los neumáticos tienen que ser específicos tubeless para poder montarlos y las llantas también. Casi todas las llantas hoy en día ya son tubeless, pero si no lo son, siempre las puedes tubelizar con uno de los muchos kits y fondos de llanta que existen en el mercado. Para que todo funcione a la perfección, hay que usar un líquido sellante con base de látex en el interior del neumático, que ayudará a cerrar los posibles pinchazos. Si el agujero es demasiado grande, existen kits de emergencia para repararlos.

Pros

  • Resistencia inigualable frente a los pinchazos.
  • Podrás rodar a presiones mucho más bajas y adecuadas.
  • Tracción y agarre en curva mejores que en el neumático convencional.
  • Pequeño ahorro de peso.

Contras

  • Los neumáticos específicos son un poco más caros que los convencionales.
  • La instalación requiere tiempo y cuidado
  • Si pierdes todo el aire quizá necesites un cartucho de Co2 o un inflador adecuado (incluso un compresor) para inflarla.

Las dudas

Todos teníamos dudas cuando montamos los primeros tubeless, pero nadie que los usa volvería a las cámaras… El montaje es un poco delicado si no tienes una bomba adecuada (el compresor de aire ayuda mucho, o los cartuchos de CO2). Si se te destalona un neumático mientras lo instalas, el ruido y que se pone todo el taller perdido de líquido es toda una experiencia. Te olvidarás de los pinchazos en general, pero conviene llevar una cámara extra o un kit de reparación tubeless, por si le haces un agujero grande al neumático. Puedes rodar a presiones súper bajas y el agarre y tracción no tienen nada que ver con los sistemas de cámara.


TIJAS TELESCOPICAS

¿Qué son?

Son tijas que te permiten subirlas y bajarlas con un pulsador remoto, para que puedas moverte con mayor soltura encima de la bici en zonas técnicas y descensos, además de ayudarte a bajar el centro de gravedad sobre la bici. Tienen un peso entre 400 y 600 gramos y su accionamiento puede ser por tiro de cable, hidráulico o vía wireless. Hoy en día las tienes disponibles en longitudes de hasta 170 mm y se empiezan a ver en otras modalidades como el gravel.

Su presencia masiva en el mercado ha hecho que el diseño de los cuadros se haga más compacto (en el triángulo delantero) con tubos de sillín más cortos. Ya no son exclusivas del enduro y las verás montadas en todo tipo de bicis, incluso en el cross country, donde acabarán de asentarse casi con seguridad.

Pros

  • Seguridad enorme a la hora de bajar y en zonas técnicas.
  • Bajas el centro de gravedad notablemente en zonas de descenso.
  • Te ayudan a controlar la bici mucho mejor y a moverte encima de ella.

Contras

  • Son más pesadas que las tijas convencionales.
  • El precio. Cada vez hay más opciones y más marcas, pero no son baratas.
  • Si tienes un cuadro muy antiguo, el guiado del cableado se puede complicar.

Las dudas

El peso no es un problema. Te lo aseguro. Nunca 200 o 300 gramos más te habrán ayudado tanto a pedalear en zonas técnicas y de descenso. Tienes que asegurarte qué medida es apropiada dependiendo de la longitud y forma del tubo de sillín de tu bici. El guiado del cable puede ser un problema si tienes un cuadro muy antiguo, pero hay incluso modelos wireless que prescinden del mismo. Hoy en día hay más opciones y precios cada vez más bajos. Es una de las inversiones que más vale la pena incluso si haces Cross Country y no tienes una técnica muy depurada. Una vez que la empiezas a usar, volver a la convencionales es un drama…


PLATOS OVALADOS

¿Qué son?

Son platos con forma ovalada en vez de redonda que aprovechan el ciclo de 360 grados de la pedalada, para aprovechar la eficiencia de la misma dependiendo del momento de giro donde se encuentre el conjunto biela/pedal. El número de dientes varía virtualmente dependiendo de dónde se encuentre el plato en el momento del giro. Por ejemplo, un plato ovalado de 30 dientes será de 32 dientes en el momento de máximo aprovechamiento de la pedalada y de 28 en el de recuperación de la misma. Existen marcas, como Rotor, en los que puedes girarlo aflojando los tornillos de anclaje para situarlos en la posición más propicia para tu pedalada.

Pros

  • Se optimiza notablemente la pedalada y la cadencia de la misma.
  • Son compatibles con todos los sistemas de transmisión, aunque algunos fabricantes pueden no recomendarte su uso.
  • Su instalación es muy sencilla en modelos de transmisión de un solo plato.
  • La oferta es muy variada y los precios son similares a los platos convencionales.

Contras

  • Hay una oscilación mayor de la cadena que en sistemas convencionales.
  • En sistemas de doble plato, hay que afinar con el ajuste del desviador delantero.

Las dudas

Todos los hemos visto alguna vez y nos hemos quedado hipnotizados por su movimiento ovalado… En sistemas de plato único funcionan a la perfección y son una alternativa muy válida que te ayudará a mejorar la cadencia y la eficiencia de la pedalada. Se instalan igual de fácil que los redondos y la compatibilidad de cadenas es casi total. Ojo que algunos fabricantes de transmisiones tienen indicaciones directas sobre el uso de este tipo de platos. Se tarda muy poco en acostumbrarse a la nueva sensación de pedaleo.


NUEVA GEOMETRIA DE CUADROS Y SISTEMA BOOST

¿Qué son?

Ya son muchos años los que llevamos con unas geometrías mucho más avanzadas a las que solíamos tener hace una década. Los cuadros se han hecho más compactos (en parte por las tijas telescópicas y las transmisiones de plato único), son más largos de tubo superior, más cortos de vainas, con el ángulo de sillín muy vertical para pedalear bien y el de dirección muy lanzado para bajar con seguridad. Además, incluso en gamas Trail y algunas Cross Country, la tendencia es hacer bicis más largas entre ejes, con potencias mucho más cortas debido a lo largo del tubo superior y los manillares más anchos.

La llegada del BOOST en ambos ejes ha ayudado a aumentar la rigidez en todas las medidas, incluido el plus, además de permitir el uso del plato único con mayor sencillez a la hora de diseñar un cuadro. ¿Tienes que cambiar de bici por ello? No necesariamente a no ser que tengas una bici con más de 10 años. Todavía las marcas de componentes fabrican en casi todos los estándares de los últimos años y, aunque las nuevas geometrías favorecen el comportamiento global de la bici, no es imprescindible a no ser que como he dicho antes tengas una mountain bike en sus últimos días de vida…

Pros

  • Las nuevas geometrías hacen bicis más estables, seguras bajando y con mejor capacidad de pedaleo.
  • Son más rígidas debido tanto a los cuadros mucho más compactos, como por los nuevos estándares como el boost o las llantas más anchas.
  • En categorías como el cross country se nota evolución en las geometrías, aunque no tanta como nos gustaría.

Contras

  • Estos nuevos estándares de geometrías y ejes boost pueden hacerte sentir «obligado» a cambiar de bici.

Las dudas

Ya sabemos que, si cambias hoy de bici por la geometría y el boost, dentro de unos años vendrá otra cosa y el ciclo se volverá a repetir… El mercado va más rápido que los usuarios y, aunque hay que ir renovando el material a medida que lo vamos necesitando, lo más importante es mantener todos nuestros componentes en perfecto estado. La evolución suele mejorar el rendimiento, pero no te debes de sentir obligado a cambiar de bici si la tuya va bien. Si no tienes boost no hace falta que cambies de bici. Y si llega el momento en el que no hay material compatible con tu cuadro, entonces sí que es interesante cambiar de cuadro o de bici, para que las nuevas evoluciones no te pillen con un montón de incompatibilidades.

Por: Alberto Alvarez | MTB Pro

Ir a la parte I

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus comentarios.
No olvides poner tu firma abajo de tu mensaje.

¡Viva la Bike!