viernes, 11 de enero de 2019

¿Bidón o mochila de hidratación? Depende de tus necesidades!


Mochila de hidratación, que no nos falte de nada!
Las mochilas de hidratación son las grandes aliadas para los cicloturistas y los usuarios de la bicicleta que buscan disfrutar de la bici, sin necesidad de que les falte detalle alguno, a esos que el peso para ellos no es un factor determinante en sus rutas y que, lo que no quieren es que les falte nada en sus salidas en bicicleta.

Como con todos los accesorios en el mundo del ciclismo, mochilas de hidratación hay cientos de modelos y marcas, lo importante es saber tus necesidades y cuál será el uso que les vayas a dar.

La mayoría de usuarios optan por las mochilas de hidratación tipo pequeño, es decir, aquellas que su única función es abastecernos de agua y que cuentan con algún bolsillo con el espacio justo para guardar llaves, móvil o cualquier herramienta multiusos pequeña. Estas mochilas suelen tener una bolsa de hidratación interna de 1,5 litros de capacidad y se quedan perfectamente acopladas a la espalda ocupando un tamaño casi mínimo, por lo que es una buena opción.

Las mochilas de hidratación también las podemos encontrar con una capacidad de hasta 5 litros para los que hacen grandes rutas como el camino de Santiago o salidas largas. En estas mochilas de más capacidad, también podremos incluir muchos más accesorios, como cámaras y bomba para las reparaciones, herramientas multiusos, meter alguna prenda de abrigo como un impermeable o chaleco e incluso algunas cuentan con unas redecillas para enganchar el casco o algún objeto voluminoso.

Estas mochilas su lado negativo es el peso, ya que a más capacidad mayor es el peso que llevaremos colgado encima. Mucha gente piensa que las mochilas producen más calor, pero todo dependerá del modelo que elijamos, ya que las marcas de calidad, suelen colocar materiales transpirables y unos ajustes perfectos a sus mochilas, para dar la sensación más parecida posible a no llevar nada.

Otro punto pendiente es la limpieza, ya que estas bolsas deben ser limpiadas y dejarlas secar de vez en cuando, para evitar que coja olores o se vuelva inservible la bolsa, pero hay marcas como Camelbak, que garantizan que sus bolsas nunca se vuelven inservibles ya que, las fabrican con materiales especiales que evitan todo tipo de bacterias.

Busco ligereza, Bidón Térmico!
Hoy en día existen bidones de hasta 1 litro de capacidad, por lo que si en tu bicicleta llevas dos portabidones, puedes cargar con hasta 2 litros de agua. Esta opción la suelen utilizar los ciclistas que buscan el mínimo peso en sus salidas y quieren abastecerse de agua sin necesidad de cargar con peso adicional.

La marca de hidratación Camelbak y alguna otra más ya cuentan con bidones térmicos, esto son bidones que están fabricados con un material especial aislante, que aguanta tanto los líquidos calientes como los fríos por mucho más tiempo que los bidones normales. Es verdad que estos bidones son más caros que los habituales, pero merecen mucho más la pena, ya que no hay nada más desagradable que en pleno verano dar un sorbo de agua al bidón y que salga el agua caliente. Además la mayoría de estos bidones vienen con boquillas especiales que regulan la cantidad de agua que sale y evita que perdamos ninguna gota en cada sorbo, además de ser mucho más limpios que los convencionales.

Como habia comentado en un post anterior, en lo personal no soy partidario de usar bidón en rodadas de mountain bike por lo siguiente:

-Es un accesorio más que le aumentas al cuadro de tu bici
-Al tomarlo con la mano, desatiendes el manubrio y sin la posibilidad de accionar al freno.
-Al beber en marcha, desatiendes la visibilidad en el camino.
-Meterlo de nuevo al porta ánfora es aún más complicado.
-Lleva poca agua y se calienta de volada a menos que sea térmico.

Pero cada cabeza es un mundo y son libres de escoger la opción que deseen.