martes, 6 de noviembre de 2018

¿Cómo ajustar la suspensión de tu bicicleta? (Video)


Cuando te compras una bicicleta de doble suspensión debes conocer que el ajuste de la suspensión es primordial a la hora de obtener el máximo rendimiento de tu bicicleta de montaña. Ya sea tu horquilla con suspensión como tu amortiguador trasero requieren unos ajustes muy sencillos para poder adecuarse a tus características. Por ello en este vídeo te vamos a mostrar que pasos necesitas para poder disfrutar al máximo de tus suspensiones.

¿Qué herramientas necesitas?

1. Bomba de suspensión
2. Cinta métrica


Instrucciones paso a paso

1. El ajuste del sag debe realizarse con la equipación al completo: zapatillas, casco y mochila para garantizar la máxima fiabilidad.

2. Abre la amortiguación de compresión girando la perilla azul de la horquilla en el sentido contrario de las agujas del reloj y la maneta azul del amortiguador en el mismo sentido hasta situarla en la posición abierta.

3. Con la bomba del amortiguador acoplada, presiona firmemente sobre el sillín para acoplarlo al amortiguador. Consulta el manómetro y, en caso de necesidad, ajusta de nuevo el PSI.

4. Súbete a la bicicleta mientras un amigo te la sujeta o apoyándola contra la pared. Mueve las juntas tóricas de goma de la horquilla y el amortiguador hasta que se apoyen contra las juntas.

5. Bájate con cuidado sin comprimir aún más la suspensión. Para ello, apoya la bicicleta de un lado.

6. Mide la distancia en milímetros entre las juntas tóricas y las juntas. Este es el cálculo del sag de tu suspensión.

7. Mide cuánto se ha comprimido la suspensión. Queremos que el sag esté entorno al 20% y el 30% de la carrera. Si quieres una suspensión más firme decántate hacia el 20%. Para una suspensión más sensible aproxímate al 30%. Ejemplo: Si la carrera del amortiguador es de 45 mm., querremos que se haya hundido entre 9 y 13 mm. (45x0,2 y 45x0,3).

8. Gire los diales rojos de la horquilla o el amortiguador en el sentido de las agujas del reloj hasta situarlos en la posición cerrada. A continuación, gira la perilla roja en el sentido contrario a las agujas del reloj hasta obtener el número de clics recomendado.

9. El ajuste ya está, pero recuerda que solo se trata de un valor aproximado. Haz una prueba en un terreno lleno de baches. Si notas que el amortiguador se sacude o tu horquilla parece rebotar demasiado, reduce el rebote girando la perilla roja en el sentido de las agujas del reloj hasta hacer de 1 a 3 clics. Si tienes la sensación de que la horquilla o el amortiguador se enganchan o no se recuperan completamente tras impactos sucesivos, imprime más velocidad al rebote girando la perilla roja de 1 a 3 clics en el sentido contrario a las agujas del reloj.

10. Para regular el rebote no existe una tabla establecida, ya que depende de nuestro peso y de la presión de precarga (si pesamos mucho, necesitaremos más presión y el rebote será más rápido). Lo ideal es ajustar el dial rojo en un punto intermedio y a partir de ahí ir probando. Una buena comprobación es comprimir fuertemente la horquilla en parado y luego retirar las manos, para dejar que se extienda totalmente libre. Si vemos que al retroceder la rueda se levanta del suelo, es que el rebote es muy rápido y necesitaremos cerrarlo (girando el dial en sentido horario). El punto ideal se sitúa en la extensión más rápida posible sin que la rueda pierda contacto. Con el amortiguador procederemos de igual forma aunque es más difícil apreciar el efecto: tiene que recuperar rápido pero sin violencia.

11. Después de dar unas cuantas vueltas, comprueba el ajuste de la suspensión calculando la distancia entre las juntas tóricas y el cuerpo del amortiguador o de las patas de la horquilla. Normalmente, después de dar tu vuelta habitual en bicicleta, la distancia de la junta tórica debe coincidir con la carrera especificada de tu amortiguador o con el recorrido especificado de tu horquilla. En caso de no obtener un recorrido completo, prueba bajar el PSI. Si la junta tórica tiene demasiado recorrido o se sale del eje del amortiguador, prueba aumentar el PSI.

12. Recuerda que las preferencias personales y el estilo son factores importantes a la hora de obtener el ajuste de suspensión que más te conviene. Prueba con niveles de sag y rebote diferentes hasta dar con la combinación que más se ajusta al estilo de ciclismo de montaña que practicas.