miércoles, 28 de noviembre de 2018

3 Consejos para dominar el lodo con tu MTB


Es el día perfecto, lleva unos días lloviendo pero ahora luce el sol y la temperatura es ideal para salir en bici, te montas y comienzas a pedalear hacia donde acaba el asfalto. ¿Pero qué ha pasado aquí? Está todo lleno de lodo y a veces no es fácil rodar y, además, sabes que vas a llegar a casa hasta arriba de tierra o barro. Aquí te vamos a dar una serie de consejos que te ayudarán a pasarlo aún mejor en tus salidas, porque no me negarás que rodar con lodo tiene algo especial.

3 consejos para divertirse en el lodo o barro

1.- Preparación
Si lleva unos días lloviendo no debería sorprenderte que haya lodo en tu trayecto, por eso antes de salir debes ser previsor y adaptar un poco tu bici. Si tienes guardalodos, es el momento de usarlos. Sobre todo el de la rueda delantera, ya que suele ser desagradable la tierra que nos llega a la cara desde la rueda delantera.

También puedes montale las llantas o cubiertas con más taco que tengas, ayudarán a evacuar un poco mejor la tierra y aumentar la tracción. Por otro lado, si bajas un poco la presión la llanta tendrá una mejor respuesta y te será más fácil avanzar.

2.- Velocidad, desarrollo y técnica
Hay varios tipos de lodo y el que lleve un tiempo montando en bici seguro que los distingue con sólo verlos. El más ciclable es el que está más duro y el que puede hacer que nos tengamos que bajar de la bici -o incluso hacernos caer- es el fango.

Primero, para que no nos sorprenda ninguno tenemos que agudizar nuestra anticipación sobre la bici. Es decir debemos adelantarnos con la vista al terreno por el que vamos rodando, no podemos centrarnos en nuestra rueda delantera.

A continuación debemos llevar una velocidad adecuada, si vemos un terreno fangoso tenemos que aumentar la velocidad en la medida que podamos, esto nos ayudará bastante a salvarlo. Y para mantener esa velocidad y empuje con barro es mejor llevar un desarrollo más duro. Al contrario que en situaciones normales que buscaremos una mayor cadencia, con barro es más interesante bajar piñones y que la entrega de potencia sea más efectiva. De esta manera si entramos en una zona fangosa que frene nuestra bici, tendremos más oportunidades de salir.

Por último cuando pasemos por una de estas zonas con barro blando que nos atrape, lo mejor es desplazar nuestro peso hacia la parte trasera de la bici. Conseguiremos aliviar la rueda delantera y poder pasar con mayor facilidad.

3.- Limpieza
Acabas de llegar a casa de una salida en bici, vienes completamente recubierto de lodo y barro y te has merecido un buen baño caliente. Pero no olvides que tu bici también, si no la limpias la tierra y el barro puede ocasionar multitud de averías en tus componentes. Ahora si... A darle!

Visto en | Brujula Bike