miércoles, 26 de septiembre de 2018

6 ventajas de montar en bicicleta: más atractivo y más longevidad


No cabe duda de que los ciclistas de larga distancia llevan un estilo de vida extremo. Aun así, recorrer kilómetros y kilómetros sobre dos ruedas les lleva también hacia una vida sana. Todos, tanto si pedaleamos con regularidad como si no hemos montado en bici desde que aprendimos con las ruedecillas, podemos copiar un par de cosas de ellos. Esto es lo que los ciclistas pueden enseñarnos para llevar una vida más sana y feliz.

1. Los ciclistas están en muy buena forma
Probablemente, un ciclista entregado sea de las personas más en forma que conozcamos. Sólo una hora de bicicleta quema más de 500 calorías, dependiendo de la inclinación y de la velocidad. Es una excelente forma para conseguir que tu ritmo cardíaco mejore, lo cual hace que disminuya el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares en personas mayores, según un estudio de 2013. Además, montando en bicicleta usamos una gran variedad de músculos, como los cuádriceps, los isquiotibiales y hasta el corazón. Por otra parte, al montar en bici no ejercemos presión sobre las articulaciones, como sí hacemos al correr o con otras formas de cardio. El ciclismo, por tanto, es un deporte de bajo impacto.

2. Poseen una gran cantidad de energía
Pensarás que el hecho de subir todas esas cuestas debe ser agotador, pero los ciclistas suelen tener más energía que las personas que no lo son. En un estudio de 2008, los investigadores descubrieron que tras seis semanas de bici a una intensidad baja y moderada la sensación de fatiga disminuía y se incrementaban los niveles de energía.

3. Son atractivos
Casi un cuarto de la población admitió que preferirían quedar con un ciclista antes que con cualquier otro tipo de atleta, según la British Heart Foundation. ¿Y si además es ciclista por una buena causa? Pues incluso mejor. El 80% de los participantes reconocieron que se mostrarían impresionados por tal hazaña.

4. Se toman la seguridad muy en serio
Los ciclistas de larga distancia amplían sus límites físicos y mentales. Ellos siguen al pie del cañón a pesar de que pegue el sol, de que el viento sea huracanado y de que caigan chuzos de punta. Eso sí, les gusta mantener la seguridad. Aunque registran una tasa de accidentes superior a la de los conductores, las investigaciones también demuestran que los beneficios para la salud en general y la actividad física añadida supera los riesgos de accidente y la inhalación de aire contaminado.

Ésta es la razón por la que la seguridad sobre ruedas cobra tanta importancia. Ante todo, está el casco, nos cuenta Levi Leipheimer, tres veces ganador del Tour de California y de un podio en el Tour de Francia. "El casco es, sin duda, la [parte del equipamiento] más fundamental, y todos los cascos de bicicleta que hay en el mercado han pasado los mismos controles de seguridad, por lo que, al menos en teoría, son muy seguros independientemente del precio", dice. A pesar de que el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomienda llevar puesto siempre el casco, el 58% de los estadounidenses nunca lo lleva, según una encuesta realizada por Consumer Reports en 2009. Resulta bastante preocupante teniendo en cuenta que el 97% de los ciclistas que han muerto en accidentes de tráfico no llevaba casco. ¡La seguridad es lo primero!

5. Los ciclistas saben que la autosuficiencia cuenta
No dependas de los demás: si vas a pedalear unos cuantos kilómetros, no te olvides de tu mochila a cuestas. "Cuantos más kilómetros recorran, más autosuficientes tienen que ser", explica al HuffPost Daniel Jessee, director de marketing de la marca REI, que dice llevar siempre un billete de 20 dólares guardado en su mochila.

Esta filosofía es por la que luchan muchas personas en el día a día. "El mayor beneficio [de ser una persona autosuficiente] es que no dependes tanto de los factores externos para ser feliz", dice Steve Taylor, autor del libro de psicología Back to Sanity. Dice que las personas autosuficientes tienen una base estable de bienestar, lo que significa que pueden recuperarse con más rapidez de los acontecimientos negativos de su vida y que no se dejan llevar tanto por los positivos.

6. Viven más tiempo
Quizás es por el ejercicio o por la filosofía de vida, pero a pesar de sus diferentes variables, las investigaciones sugieren que el ciclismo está asociado a tener una vida más larga. Los ciclistas del Tour de Francia viven, de media, unos ocho años más, según el estudio publicado en el International Journal of Sports Medicine.

Sin embargo, otra investigación demuestra que no es el hecho de montar en bici lo que permite vivir más, sino la intensidad del ejercicio. Pedalear a tal intensidad que te deje sin respiración, y no a un ritmo que te permita charlar con la persona de al lado, contribuye a alargar la vida de mujeres y hombres cuatro y cinco años, respectivamente.