jueves, 29 de marzo de 2018

La historia de las Bicicletas Lowriders (Lowrider Bikes)


Una Bicicleta Lowrider, a veces llamadas bicicleta chopper o muscle bike, es una bicicleta muy personalizada, con estilos inspirados por los autos lowriders y por las motos choperas. Estas bicicletas a menudo incluyen un largo y curvado asiento tipo banana con una delgada barra de respaldo y un muy alto y elevado, bien pulido manubrio conocido como “apehangers”. Cromo excesivo, ruedas sobrecargadas de rayos, suspenciones hidraulicas, pompas y piel sintética son accesorios comunes para estas bicicletas llamadas lowriders.

Algunas bicicletas tipicas son particularmente populares entre los constructores de Bicicletas Lowriders. Las mas conocidas de estas son las Estadounidenses Schwinn Stingray y las inglesas Raleigh Chopper. Otras favoritas eran las Iverson Dragstripper, las cuales incluían un largo y distintivo tubo en el cuadro que le daba un toque especial. La nueva tendencia en Bicicletas Lowrider está también relacionada con las Cruiser o bicicletas tipo playa.

Las Bicicletas Lowriders han estado ahí por años, aunque nadie haya señalado cuando y donde apareció en la calle la primera Lowrider. Quizas la más cercana que se haya documentado alguna vez haya sido la bicicleta de Eddie Munster del programa de televisión de los ’60s, The Munsters; una George Barris personalizada Schwinn Sting-Ray. La Sting-Ray ha sido la bicicleta favorita por elección de la mayoría de los creadores de Bicicletas Lowriders desde que se introdujeron al mercado en los ’60s. La popularidad de la Schwinn y bicicletas similares permaneció fuertemente a través de los ’70s. A mediados de los ’80s, sin embargo, las Sting-Rays parecieron entrar en un estado de hibernación y las bicicletas BMX y de Freestyle pareció ser la nueva dirección que tomaron todos los fabricantes de bicicletas.

Incluso aunque Schwinn y otros manufactureros habían descontinuado sus volatiles cuadros y empezaron a especializarse en bicicletas BMX, hubo todavía un mercado para las clásicas y antiguas. Cuando la revista Lowrider volvio a explotar en 1988, la gente empezó a construir autos como así también bicicletas Lowriders. Hubo algunas pocas bicicletas todavía ahí fuera durante el periodo de hibernación, pero eran de paseo y no de exhibición. Lento pero seguro, las clásicas Sting-Rays comenzaron a volverse más y más populares. Para el comienzo de los ’90s, la competencia era cada vez más intensa. Como resultado, las antiguas Schwinns se volvieron por lejos muy escasas así como también mas caras.

Los resultados de este estilo renovado le dejaron las puertas abiertas luego al editor de la revista Lowrider, Alberto López, quien invirtió tiempo y dinero para rejuvencer las clásicas bicicletas. Luego de muchos meses de investigación, Alberto no estaba apto para comprar los derechos de Schwinn, entonces solo le quedo construir algo similar. Este fue el nacimiento de la “Aztlan Cruiser” y también el inicio de la Lowrider Bicycle, Inc., quien proveería todos los accesorios que las Bicicletas Lowriders necesitarían.