viernes, 23 de marzo de 2018

Consejos antes de salir en bici de montaña


1 – Las lesiones en la cabeza son la causa de aproximadamente el 60% de las muertes entre los ciclistas. No tome riesgos y pongase un casco. En caso de accidente, se extenderá el choque por toda la superficie y no en la cabeza solamente. Antes de comprar un casco, asegúrese de que cumple con las siguientes normas: CSA, la CPSC y ASTM. Estos acrónimos, pegados a la parte interior del casco, garantizan la seguridad.

2 – Compruebe el estado de la bicicleta y los accesorios de reparación del plan.

Pero la pieza más importante del equipo es … usted mismo! El ciclismo es un, sujeto a ciertas reglas de seguridad:

3 – estirar siempre después de su salida. Esto minimizará el riesgo de dolor o lesión y ayudarà a que se recupere más rápido.

4 – Doblar los codos ligeramente para ayudar a absorber los choques de carretera y reducir la tensión en la parte superior del cuerpo.

5 – Asegúrese de que está bien abrigado cuando la temperatura es baja. Cuando se  les expone al frío, los músculos son menos eficientes y más tensos, lo que también aumenta el riesgo de dolor y lesiones musculares.

6 – Beba suficiente agua, especialmente cuando sude. Pero sobretodo, no suba en bici después de una comida abundante. La digestión requiere una buena cantidad de energía, que le  puede faltar en a medio camino, incluso puede ser víctima de náuseas / vómitos.

7 – Cualquier molestia física (dolor o rigidez muscular …), antes de su salida, o qualquier problema fisico que pueda afectar la fluidez de sus movimientos o causar-le dolor, ha de ser una razon suficiente para no montar.

8 – Cualquier desequilibrio en la columna vertebral o mal funcionamiento de la columna puede interrumpir la capacidad del cuerpo a adaptarse a los agujeros, golpes y baches en el camino, afectarà la resistencia, el rendimiento, además de aumentar de forma significativa el riesgo de dolor, desgaste y daños

En general:

Si va solo, no olvide dejar-le una nota a un conocido sobre su recorrido.

Acuérdese de llevar encima agua y algo de comida como bocadillos o alguna barra de cereales.

También es necesario que lleve un mapa de la zona y un teléfono móvil muy útil en caso de problemas.

Vaya por rutas señalizadas, de lo contrario puede perderse o tomar caminos peligrosos.

No sobreestime sus capacidades, tenga cuidado y sea respetuoso con el medio ambiente.