jueves, 29 de marzo de 2018

Bike Camp en Nuevo Becal, Campeche.


Bueno pues este es un breve relato de tres días estupendos de rodadas que pasamos en el BikeCamp de Nuevo Becal con campamento en Xcanha los días 17, 18, 19 de marzo del presente aprovechando el puente de primavera con participantes de Mérida y Chetumal en su mayoría, fuimos un total de 25 bikers y algunos acompañantes.

Yo viaje en el auto de Freddy y Andy Clau con Alex Gil... Lo bueno de estos viajes es que te enteras de cosas que en simples rodadas nomás no, pero con la regla de que lo que se vivió en el bikecamp, se queda en el bikecamp.

La fiesta empezó desde la salida, habremos hecho más o menos unas 4 horas de viaje quitándole el tiempo que tomaron algunos para conseguir cervezas, comer "Chilindrinas" en Hopelchen y disfrutar unos mariscos en un restaurantito de Dzibalchen. Les recomiendo el agua de coco, esta con madree!

Llegamos al poblado de Xcanha donde Ricardo Gamboa nos esperaba, nos reunimos y nos dirigimos hacía la laguna, lugar donde estableceríamos el campamento.

Me dio una hemorragia de placer saludar a mis super amigazos de Xibalbikers: Edilberto Cano, Diana, Yuli y compañía, desgraciadamente por mi abstinencia indefinida no pude brindar con ellos y disfrutar de la "Mixebalba", se trata de una michelada de chile habanero que prepara la esposa de Cano como los mismisimos dioses mayas!

Igual nos dio un gusto saludar a los integrantes de Ox Bikers y Tooloks... Como ñoooooo?

Ricardo me indicó el camino a una cabaña que me habían separado y rápido brincaron las pirañas que querían poner su hamaca: Rulo, Perdomo, Alex Gil y Dovali, a lo que me dije -Madres, si me quedo aquí no voy a dormir con los ronquidos de ultratumba y la pedorreada macabra..!!! Así que me fui a instalar mi tienda de campaña e inflar mi colchón nuevo con ayuda de Rejón.

Luego de acomodarnos nos vestimos y preparamos para hacer una salida por los alrededores del campamento y la laguna antes de que caiga la noche, esta fue una muy buena rodada a pesar de lo corto del trayecto, hicimos a lo mucho unos 10 km. entre columpios muy divertidos, el único pedo que hubo fue que Dovaly tronó su bici al pasar sobre un tronco y se le metió en la rueda trasera, teniendo que regresar mentando madres al campamento.

En el trayecto me perdí con un grupo como de 10 personas y retomamos el camino, sin saberlo hicimos más kilómetros que el grupo adelantado, aunque la verdad estuvo excelente. He aquí la importancia de llevar radios o dejar postes que indiquen el camino correcto, pues a veces cuando el grupo no es del mismo nivel se abren huecos y es muy fácil equivocar el camino si no tiene un delantero a la vista.

Retornamos al campamento y ya era casi de noche, nos preparamos para cenar una rica comida regional a la luz de las velas con tortillas hechas a mano, todos en el comedor como una gran familia, no omito decirles que sirvieron una salsa de chile habanero estilo "campana" según me explicaron que porque al entrar pica y al salir repicaaaa..!!!

Después de la cena nos reunimos a platicar un rato junto a la camioneta de Mario y Mily bajo un cielo super estrellado, posteriormente nos fuimos a dormir, yo acampé junto a Panterita, Beto y Mildred y Rejón bajo la mirada de miles de arañitas.

Durante esa noche pude escuchar hasta en tres ocasiones una voz que me despertó y hablaba en un idioma raro, como en árabe... Era el Beto que habla dormido pero no se le entendía nada jajajajajajaja..!!!

El clima estuvo excelente con un calorcito muy agradable, templado más bien... Y por las mañanas refrescaba un poco pero no tanto como para sentir frío. Definitivamente dormí muy bien gracias al colchón inflable, el único detalle es de que no lo cerré bien y cuando regresé de la rodada ya estaba desinflado por completo y pues... A inflarlo de nuevo, gracias a Rejón que llevo su bombita (No la de Andrés García).

Creo que les voy a dejar picados... Esto continuará!

Imagenes del Bike Camp AQUI