sábado, 13 de enero de 2018

Ciclo-Senderismo o Ciclismo Rural


Hace un tiempo conversando con un estimado amigo, llegamos a la conclusión de que, lo que practicamos en Yucatán y muchos llaman mountainbike, realmente no es mountainbike, si no más bien es senderismo en bicicleta hacia comundades rurales (Ciclismo Rural) pues no encajaba ni siquiera en la modalidad de Cross Country pues no exige gran esfuerzo físico, intensidad de entrenamiento, distancias maratonicas y mucho menos técnica de conducción. Tampoco es necesario tener una bicicleta especializada y con un equipo de protección básico es suficiente.

Se conoce como ciclismo rural a la actividad que se desarrolla en un espacio rural. Este tipo de ciclismo ligero suele tener brechas de poco nivel técnico con destino a pequeñas localidades (con menos de 2.000 habitantes) o en zonas aledañas a los cascos urbanos de las ciudades. Se puede practicar en pareja, con la familia, con los amigos o un grupo conformado especialmente para ello.

En los últimos años se ha producido un notable incremento en el número de personas que apuestan por realizar sus escapadas y rodadas a estos espacios de comunidades rurales. Esto se debe fundamentalmente a varias razones:

Economía. La situación financiera que se está viviendo en todo el mundo ha propiciado que se tenga menos poder adquisitivo y se pueda gastar menos dinero. De ahí que el ciclismo rural haya crecido ya que es muy económico y además permite que por una cifra pequeña muchas sean las personas que pueden disfrutar de este tipo de rodadas.

Salud. A muchas personas les recomiendan por sus médicos, hacer algo de deporte para mejorar su salud y escogen una actividad de bajo impacto como es el ciclismo y que mejor que hacerlo en comunidades rurales cercanas a la ciudad sin sufrir grandes riesgos o peligros en su salud.

Relax. El ritmo ajetreado de vida que llevamos nos hace necesitar relajarnos y desconectar y para ello nada mejor que el ciclismo rural ya que permite pasar unas horas alejados del bullicio de las urbes o el trabajo.

Multiaventura. El estar en un entorno medioambiental no sólo da la oportunidad de respirar aire puro y no contaminado sino que además nos ofrece el llevar a cabo la práctica de un importante número de actividades. Eso supone desde hacer rutas entre poblados, visitar sitios arqueológicos, nado en playas, cenotes o lagunas, campismo, senderismo y hasta paseos a caballo, rafting, escalada, entre otras.

En algunos lugares se ofrece hospedaje en grandes estancias o haciendas que son remodeladas y adaptadas para brindar todas las comodidades posibles a los visitantes. Igualmente se están poniendo de moda los espacios para acampar y estar más en contacto con la naturaleza. Es habitual que estos establecimientos estén dirigidos por familias y sean atendidos por sus propios dueños.

Han surgido últimamente infinidad de grupo que se reúnen para hacer ciclismo rural, si has tomado la decisión de iniciarte en este deporte de dos ruedas, te sugerimos unirte a cualquiera de estos grupo, aprendiendo una cosa a la vez y subiendo tu nivel poco a poco, programa tus salidas y has de esto una rutina, recuerda que Roma no se hizo en un día y que la finalidad es divertirse.