viernes, 9 de junio de 2017

Relato de la Gran Rodada de Ckletos | San Nicolas ~ Hda. Sihó, Campeche


Buen día chamacos! Definitivamente, la rodada interclubes organizada por Ckletos se puede traducir en un rotundo éxito ya que la convocatoria lanzada por José  de Marcos reunió a 110 ciclistas de distintos clubes de diferentes lugares como: Ciclo Amigos, MTB Xeek, MTB Panteras, Coox Balak, Mid Bikers, Yuca Bikers, Rebels, Bikezone, Mixbaal, MTB Ecológico y Dirt Riders de Mérida. MTB TKX de Tekax, Titanes y MTB Fox Extreme SA de CV de Campeche, asi como Ckletos de Calkiní que fungieron en su mayoría como staff.

En un principio tuvimos una confusión para llegar al lugar de la rodada pues el guía que nos iba a llevar por carretera a San Nicolás, se fue a Calkiní y no nos avisó el canijo, en el camino nos topamos con Israel y Chwi (Xeek) y juntos buscamos el camino vía GPS. (Che Pastor debes tu tanda!) Nosotros veníamos lento en el auto de Ryan pues andaba flojo el rack de techo.

Una vez allí nos preparamos para lo que iba a ser sin lugar a dudas la rodada más pollona de lo que va del año, el tiempo andaba medio nubladón y con amenaza de lluvia, pero la gente estaba más puesta que un condón.

Llegamos y saludamos a la banda presente, comenzando por el anfitrión Chepe y después a los demás bikers como a Mario Valencia (Coox Balak), Tino, Lu y Gabriel (Rebels), Chucky (Bikezone) Andy y Freddy (Mixbaal), Don Abraham (YucaBikers), Julio (CicloAmiguis) Andres y Kermith (Xeek) y un chingo más, discúlpenme pero perdónenme que no los mencione.

Iniciamos la rodada saliendo de San Nicolás bajo una leve llovizna y en el camino ya se dejaban ver sendos charcos de lodo, yo me baje a hacer del uno y mientras enrollo esa madre, todos me rebasaron, así que empecé a recuperar lugares hasta posicionarme con el grupo del frente.

Conforme avanzábamos el charquerío de tierra roja se ponía más cabrón y mientras otros rodeaban los charcos, los Dirts pasábamos como si fuéramos a amar a Dios, ¡Por sobre todas las cosas! de todos modos íbamos a comer lodo y de a madres!


El Chepe pedaleaba al frente junto con los Satanaces (Coox) abriendo prácticamente el camino con sus monstros asistidos, la gente empezó a caerse y a bajarse de sus bicis para quitar el exceso de lodo que cada vez iba en aumento y a algunos no les permitía rodar.

Al ver esto, fue cuando di las gracias al modelo y marca de llantas que tenía (Maxxis Minion y Ardent respectivamente), ya que, a pesar de estar empastadas de lodo, aún tenía tracción y agarre, sobra decir que muchos me la pelaron… En mi mente sólo estaba curvear lo menos posible y no cambiar tanto las velocidades ya que esto podría causar la rotura de la patita del caballito por tanta mierda acumulada y me salió bien la estrategia, tanto como bajarle un poco el aire a mis llantas para no resbalar en las piedras mojadas… ¡Mas sabe el diablo por viejo!

Pero pues… ¡Hasta al mejor cazador se le va la liebre! y que me voy pal suelo, en una insignificante curva, se me resbalo la mano derecha del puño que ya estaba mojado y lleno de lodo, y no pude recuperar la bici, me fui de pechito sobre la potencia y gracias a que no uso clips de marica, no me fui de boca haciendo el clásico escorpiónazo, el pedo fue que cuando me levante, me dio un tirón en la espalda de esos que duelen como su puta madre y tarde un poco en recuperarme, ¡No es lo mismo los tres mosqueteros, queeee… Le doy las gracias a todos los que se preocuparon o cuando menos preguntaron si estaba bien!

Hicimos varias paradas de reagrupamiento, el cansancio ya estaba presente pues no sólo era pedalearle si no también tener el cuidado de no caerse, esquivar ramas y no chocar con ningún tierno. Y después de mi caída quedé como que más “Sacale punta” y nuevamente me colé entre el grupo puntero, no en la punta, aclaro… La brecha estaba exageradamente disfrutable pues no había ningún tramo recto y los bikers de Tekax, Coox, Xeek y Dirts siempre estábamos metiéndole candela al Chepe que venía de guía.

Por fin llegamos a la Hacienda Sihó donde nos aguardaba el staff de Ckletos con hidratación y mientras descansábamos iba llegando la demás gente, unos teníamos amena plática, otros limpiaban el lodo de su bicicleta y otros se tomaban la foto del recuerdo frente a la majestuosa hacienda de 1905… Yo creo que allí tardamos como 45 mins. Los 5 o 6 bikers que faltaban por llegar al parecer los fueron a buscar en camioneta pues ya tenían desperfectos mecánicos.


Iniciamos el retorno a San Nicolás por otra brecha e igualmente nos posicionamos al frente aunque por poco tiempo pues Alan (Xeek), Chucky (Bikezone) y los de Tekax estaban super rabiosos, pero les aguante el paso por un buen tramo hasta que en una curva me hice pendejo y me quede de poste.

Las energías que había cargado en el descanso las había quemado con estos cabrones y decidí reservarme, llegó un momento que ya no tenía bikers adelante ni atrás, pero no había pierde, era todo derecho por sobre un antiguo camino de truck el cual termino por matarme, estaba lleno de piedras y por algunas partes la vegetación se cerraba, tanto que, en una de esas, una rama se me trabo en la mano derecha y que me salgo disparado de la bici sin hacerme daño.

Para cuando llegue al otro lado, por donde había que cruzar una cerca, yo ya estaba dando las nalgas, (Literal!) Valencia iba a ser el afortunado pero no las quiso y en cambio me ayudo amablemente a cruzar mi bici y me invito un chupo de sus hidrolitos.

El resto del camino ya era prácticamente salir como puedas, rodando en modo zombie, haciendo algunas paradas para caminar, por allí vi algunos CicloAmiguis que ya estaban en labor de parto, como Julio que ya tenia 15 de dilatación, y para que no me hagan responsable de la criatura que venía en camino, mejor puse pies en polvorosa..!!!

Entre la nebulosa de mi agonía, me encontré con Ryan que igual ya andaba cansadísimo por el esfuerzo de pedalear con 5 kilos de más, enrollados en sus ruedas… Cruzamos por un árbol caído y me paré a descansar un rato, vi pasar a Andy, Freddy, Gemima que iban lento pero seguro.

Después de un rato continué mi camino mientras oía las mamadas que decía el Panterita por el radio, y me dije… Mergas ese cabrón debe estás más jodido que yo! Así que eso mismo me dio ánimos para seguirle dando.

Llegue hasta una chop-brecha con una flecha hacia la izquierda donde había una reja semi-abierta, pero del otro lado se veía llantas de bicis que habían pasado recientemente, allí me paré un rato preguntándole a Ryan por radio para donde era y nada que me responde, el marica ya había llegado al pueblo y apagó el radio… Eso no se hace, entendieron?

Estaba indeciso de qué camino tomar, aún con la flecha ya que cualquier pelana la pudo haber cambiado, así que esperé un rato hasta que pasó Julio de Ckleto y me dijo que era hacia la izquierda por donde estaba la reja… Y pos a darle, la neta me imagine que faltaba un super chingo pero a lo lejos, como a 500 metros se podía ver el puto pueblo y respiré aliviado (Y mi culito también!).


Llegue y pues salude al Chepe por tan chingona brecha, tomamos unas fotos y a manguerear la bici porque estaba llena de lodo, a cambiarnos de ropa y buscar donde mergas vendían cerveza, afortunadamente no tardamos mucho y los lugareños nos indicaron un local que no estaba lejos, y allí mientras bebiamos ese elixir mareador, conversábamos y cambiamos impresiones.

Algunos bikers seguían llegando ante la mirada curiosa de los lugareños, unos regresaron pedaleando por carretera, a otros los fueron a buscar en camioneta y otros más pendejos se perdieron al revasar a Chepe que ya no podía ni con su alma.

La dicha hubiese sido completa si en "El Remate" hubiera chelas y comida, pero nooooo… Como dicen: No se pueden dos glorias. Ni pedo así que mejor decidimos regresar en el carro de Ryan y su familia hacia Halachó, en el camino nos agarró una lluvia endemoniada que sirvió para lavar las bicicletas, llegamos a Maxacanú y tomamos la carretera federal a Mérida.

Fue una rodada exquisita de 36 Km con sabor a 70, terminamos satisfechos y muy contentos tanto por la ruta como por el buen desmadre entre amigos bikers. Sólo me resta dar las gracias a Chepe de Marcos y Ckletos por la invitación y también por la magnífica organización de esta rodada que incluso muchos creyeron que era aniversario, fuerte abrazo a todos y nos seguimos viendo… Salebesosbai

Galeria de fotos Click AQUI