lunes, 21 de noviembre de 2016

Una vida con responsabilidad y respeto a la vialidad y ciudadanía


En este artículo no voy a hablar de accidentes o muertes de ciclistas, de quien tuvo o no la culpa, de que si las autoridades tienen vela en el entierro y se hacen patos, de que si los automovilistas no respetan al ciclista o de que los ciclistas simplemente les vale madre su vida ni mucho menos de los problemas en que meten a otros por su falta de responsabilidad y respeto a la vialidad.

Es bien sabido que la educación y las buenas costumbres se maman en casa... Y así como le lavamos la boca con jabón a nuestros hijos cuando dicen una grosería, o cuando los premiamos por sacar buenas notas en la escuela, así mismo debemos fomentar en los niños la forma correcta de conducirse en la calle, ya sea como peatón, ciclista o automovilista, hacerles ver los peligros de proceder mal y los resultados negativos de circular de manera irresponsable por la vía pública.

He oído a muchas personas decir que esto es trabajo de las autoridades, y si, en parte tienen razón, pero si dejamos por sentado esto, creo que nos vamos a secar esperando y siempre vamos a seguir en lo mismo, viendo accidentes en los medios desinformativos, quejándonos de que vivimos en un país mal organizado y comparándonos con lugares de Europa que tienen totalmente otra cultura e infraestructura vial.

Esto es un proceso y si en un futuro queremos una mejor vialidad, debemos empezar ahora y actuar por nosotros mismos como familia, deportistas, ciudadanos y sociedad, fomentando la educación víal.

Pero como chingaos? Aquí es donde se requiere de nuestra inteligencia como padres: Sencillamente al enseñar a nuestros hijos a manejar bicicleta, al mismo tiempo podemos enseñarles la forma correcta se conducirse por las calles, respetar los señalamientos y sobre todo a sus semejantes, sea peatón, ciclista o automovilista... Ya que esto le servirá por el resto de su vida y le enseñará a ser responsable, imagínense nomás si cada padre hiciera lo mismo con sus hijos, si empezamos desde hoy, en unos 15 años ya tendríamos una mejor vialidad y respeto al ciclista, algo que todos desean y piden a gritos pero que nadie hace nada.

Otro trabajo muy importante lo tienen los líderes de clubes de ciclismo o personas que tengan algún tipo de cargo en los que puedan influir en los ciclistas para promover un tipo mejor de vida basada en la responsabilidad y respeto a la vialidad y ciudadanía incluyendo la cortesía y prudencia con los espacios para las personas de capacidades diferentes... Invitándolos a que manejen su bici sin hacer inprudencias y con el pensamiento de que en ella va su propia vida (Y así es en verdad!) y que mientras más implementos de seguridad porten, mejor les irá en caso de algún accidente. (Casco protector -Si Chole, ya sabemos que es una imposición que en Europa no funcionó, pero, no estamos en Europa- Respetar los señalamientos, hacer alto total, evitar los puntos ciegos; En las noches portar luces delanteras y traseras, chaleco luminiscente, Etc.)... Es algo tan sencillo que aportará más beneficios para todos y evitará muchas muertes y personas encarceladas. De antemano sabemos que siempre va a haber gente testaruda, pero créanme que cada vez son menos.

No despertemos al monstruo de las leyes restrictivas, emplacamiento y las multas a los ciclistas, recuerden que las autoridades siempre buscan de donde recaudar fondos instituyendo impuestos pendejos y si les pican la cola, después ni llorar será bueno.

Muchos dirán, que chingón Lalo, el si tiene el tiempo... Jajajajajajaja Créanme que no, pero ofrezco mi poco conocimiento y algo de tiempo para crear una escuelita para niños y adultos, no para aprender a manejar bicicleta pero si para enseñar los señalamientos y respetarlos, como conducirte por las calles las cuales sabemos de antemano que no son aptas para ello, técnicas manejo defensivo y de seguridad; Tal vez apoyarnos con alguna dependencia de la secretaría de vialidad o iniciativa privada.

En si, lo que quiero decir a grosso modo es que si no cooperamos todos y nos fiamos en que algún día las autoridades van a despertar y empezarán a hacer obras para mejorar la vialidad del ciclista, nos la vamos a pelar en grande... Y si ese fantástico día llegase, entonces estaremos preparados y educados para utilizar esas obras correctamente, mientras tanto tenemos que adaptarnos a lo que tenemos y dejar de pensar que otro va a venir a hacer las cosas por nosotros... Ser parte de la solución y no el problema... Capiche?