jueves, 9 de junio de 2016

Mejora tu técnica en Mountain Bike | Bajadas


Una de las cosas por las que nos gusta el mountain bike es su cualidad técnica. Los caminos y senderos nos enfrentan con frecuencia a situaciones de las que salir más o menos airoso depende de nuestra destreza. La práctica es fundamental, pero un poco de teoría no viene mal para conseguir divertirnos al máximo, ir más seguros y atrevernos a abordar dificultades cada vez más importantes y más reconfortantes. Para ponértelo más fácil hemos recopilado una serie de artículos con sencillos consejos para mejorar un poco más en la conducción de nuestra bici. 

COMO AFRONTAR UNA BAJADA VERTICAL
En muchas ocasiones el camino se inclina demasiado y entre el respeto que impone la propia pendiente y la inestabilidad que se genera al final liberas a la bici de tu pesada carga para "que se las busque" y tú acabas "encaramado" al árbol más cercano. Si sabes cómo reacciona la bici y aprendes a moverte en esas situaciones, las bajadas verticales no son más que un juego de niños en el que todo consiste en bailar con la bici de un lado a otro del camino con el freno trasero bloqueado. Echa ligeramente el cuerpo atrás, controla la dirección y deja que la bici vire sobre la rueda trasera con el freno bloqueado. Tan fácil y seguro como te lo contamos.

1-Cuando te asomes al borde de la bajada, hazlo despacio y posiciónate retrasado. Deja que la bici caiga y gira con el freno trasero bloqueado.

2-Cuando quieras que la bici gire un poco más, acciona con algo más de fuerza el freno delantero al tiempo que giras, pero ten cuidado de no bloquear la rueda.

3-Suelta un poco el freno trasero para que la rueda libere la suciedad que arrastra. Cuando la pendiente empieze a decrecer, vuelve progresivamente a una posición más relajada.

COMO BAJAR UN ESCALON
¿Quién no recuerda una buena "galleta" a cámara lenta en un escalón en mitad del bosque? Hay dos maneras de superar con éxito un desnivel pronunciado: la primera es saltando tirando del manillar, o bien como explicamos en la secuencia, dejando que la bici pase lentamente echando nuestro cuerpo atrás. La primera es rápida y segura si conoces bien el camino, pero no admite lugar a acciones dubitativas, o lo haces con decisión o la caída será histórica. La segunda ofrece más garantías salga bien o mal, y nuestro consejo es: ante la duda, apuesta por la seguridad.

1-No mires al fondo. Céntrate en ir echando el cuerpo atrás y dar buen paso al sillín entre las piernas. Elige la mejor zona de entrada al escalón.

2-Deja que el sillín pase hacia adelante y no apoyes el pecho o un bache te levantará. Apenas toques el freno delantero más que para asistir al trasero que debe ir casi bloqueado.

3-Recupera la posición rápidamente o si no la bici será ingobernable. Antes de bajar, Practica en llano y comprueba que el sillín pasa sin problemas.

COMO BAJAR CON SEGURIDAD
Empezaremos por tres consejos que has de hacer creencias
1-No pierdas la concentración en la bajada, sobre todo cuando estés cansado. Una raíz húmeda o una piedra rodada pueden desequilibrarte y si no vas atento no tendrás tiempo de reaccionar. 
2-Controla la bici, no ella a ti. Usa los brazos para peinar el terreno y sacar la bici de agujeros, reparte bien los pesos y usa los frenos con racionalidad en función del terreno por el que circules. 
3- No intentes mejorar jugándote el tipo. Acumula kilómetros de descenso controlado y aprende cómo reacciona tu bici en cada terreno. Repite una bajada corta y cada vez los harás más rápido en esa y en otras con la experiencia y confianza.

ESTA ES LA BUENA POSICIÓN
- Baja el punto de gravedad. Aplana el tronco y flexiona las extremidades, así la bici se adhiere mejor al terreno y el cuerpo absorbe de manera natural los impactos. Controla la situación del sillín por si la pendiente se inclina y tienes que darle paso entre las piernas hacia el pecho.
-Reparte bien los pesos. Tienes que ser sensible a las necesidades de adherencia de la bici en función de la velocidad de bajada y lo pronunciadas que sean las curvas. Si bajas muy rápido no te olvides de darle el peso necesario a la rueda delantera o perderás el control sobre la dirección y la frenada.
-Vista al frente. Abre bien esos ojitos y prepárate para lo que viene. Si vas mirando al obstáculo que viene inmediatamente a tu rueda delantera, no podrás posicionarte correctamente. Si las lágrimas inundan tus ojos, haz un fuerte y rápido pestañeo y que caiga el lagrimón, ya que necesitas controlar hasta el más mínimo detalle sobre el estado del terreno.
-Un dedo en cada freno. El freno que principalmente detiene la bici es el delantero, pero el trasero le asiste dando más seguridad y eficiencia en la frenada. Los dedos que agarran con fuerza el manillar son el meñique y anular, por lo que lleva siempre al menos el indice apoyado en ambas manetas de freno. Nunca acciones los frenos de manera muy violenta a no ser que te hayas pasado y sea necesario.

COMO PASAR POR UNA RODERA
Una rodera son los surcos o huellas que dejan las ruedas de algún vehículo automotor. Esta si que duele. Te crees que la bici va a pasar sin problema y cuando te quieres dar cuenta te estás arrastrando por el camino. La rodera es traicionera, tiene mala leche y es normal que de miedo, pero como los problemas de la vida... hay que entrarle de frente. Si, si, no se trata de hacer un alarde de valor, sino la forma más segura de librar esos surcos que deja el agua a su paso por el camino.

1-Ábrete. No entres en diagonal, intenta que a rueda entre lo más perpenticular posible y la rodera se convertirá en un simple bache.

2-Levanta un poco la rueda delantera y al superar el surco retoma el rumbo del camino. La rueda trasera pasará sola, pero flexiona las piernas para que amortigüen el impacto.

3-Prueba superada. Vuelve a retomar el camino y no te desconcentres, es probable que tengas que cruzar la rodera de un lado a otro hasta el final de la bajada y ya sabes... siempre de frente.

Visto en | http://www.mountainbike.es/