lunes, 9 de mayo de 2016

Ciclismo: cómo alimentarse antes, durante y después


La alimentación es un pilar fundamental en cada disciplina deportiva. En las competencias hay que tener presentes la alimentación y la hidratación antes, durante y después. Esto evitará lesiones y fatiga y mejorará la resistencia y la masa muscular.

Para afrontar el esfuerzo que demanda el pedaleo durante un período más o menos largo, subir y bajar pendientes y, en caso de competir, acelerar rápido al final de la carrera, la alimentación y la hidratación son fundamentales. Estarán basadas en las horas de práctica deportiva y su intensidad.

Fuentes de energía
Como práctica deportiva, requiere la inclusión de hidratos de carbono complejos una hora y media antes de la práctica deportiva: panes integrales, fideos al dente, cereales integrales, etc.

Los hidratos de carbono son la principal fuente de energía. Si son insuficientes se puede llegar a sentir fatiga.

Cuanto mayor sea la intensidad del ejercicio y el número de horas de la práctica deportiva, mayor deberá ser el ingreso energético que deberás recibir a través de la alimentación. Esos cálculos los deberá realizar un especialista en deporte.

Recomendaciones: 
  • - Llevar en una mochila o riñonera, para utilizar durante la práctica deportiva, una banana no madura y un puñadito de frutas secas. 
  • - Hidratación: va a depender del ambiente en el que se realice el ciclismo y el nivel de sudoración, ya que en ambientes calurosos la sudoración es mayor.
  • - Pesarse antes, durante y después de la práctica, para verificar la variación del peso. Las variaciones no deben superar al 1%. Si tu peso es de 80 kg, no deberás perder más de 800 gramos. Si la pérdida fuera superior al 2% de tu peso corporal estarás deshidratado y podrás tener consecuencias a tu desempeño en el deporte.
  • - Si la práctica de bicicleta dura más de una hora, deberás hidratarte con bebida deportiva (polivitamínicos y sodio). La cantidad mínima es de 600 ml por hora. El sodio te ayudará a retener el agua que estás ingiriendo.
  • - Si la práctica es de menos de una hora, con sólo 300 ml es suficiente.
  • - Si tu práctica es superior a una hora, será necesario, además del agua, que incluyas minerales e hidratos de carbono. Las bebidas para deportistas, los geles y las barritas te aportarán nutrientes necesarios en equilibrio.


Es importante que planifiques junto con tu nutricionista deportivo las comidas y la hidratación, antes, durante y después de la actividad física. Esto te ayudará a mejorar tu rendimiento físico, aumentar tu masa muscular, evitar la deshidratación y otras consecuencias desfavorables para la salud y la práctica deportiva.

Visto en | Clarin.com