miércoles, 2 de diciembre de 2015

8 Puntos a revisar en tu Bici, antes de cada rodada..!!!


Ha cuantos les ha pasado que nada más llegar al punto de encuentro, te has dado cuenta que algo le pasa a la bici, no cambia, no frena... Ahora a retrasar la salida y si tienes suerte y lo puedes arreglar, no vamos mal, pero y si no consigues solucionarlo y te tienes que volver a casa…???

Pero… Aquí estamos para ayudarte y darte 8 puntos a revisar el día anterior en tu casa para que no te maten tus amigos..!!!

1.- Limpia de polvo o tierra la cadena, revisa el engrase y si está seca, pues a darle lubricación. Con este simple paso alargaras la vida de la transmisión.

2.- Revisa los cambios, en casa sin estrés conseguirás el ajuste perfecto; durante la ruta seguro que no lo dejas en condiciones e iras comiéndote la cabeza.

3.- Limpia con un trapo las botellas de la horquilla, amortiguador y tija telescopica; si no quieres arañar las barras, hay que limpiar antes de salir. Engrásalas, hay aceites especiales para suspensiones, bombea unas cuantas veces y limpia el aceite sobrante para que no coja más suciedad de la cuenta.

4.- Revisa el apriete de los tornillos del manubrio, potencia, guía cadenas, frenos, etc… No te conviene perder un tornillo por el camino.

5.- Revisa los cierres de las ruedas (Ejes, Espigas, Bloqueos), imagínate si las llevas sueltas… Santo putazo, Batman!

6.- Revisa los frenos, es el elemento más importante, de vez en cuando mira el desgaste de las pastillas, asegúrate que no tienes contaminados los discos (Rotores)… Durante una bajada no es buen momento de enterarte que no tienes frenos.

7.- Revisa la presión de las ruedas, una baja presión puede provocar un accidente al quedarte sin aire en el momento más crítico. Muy alta presión puede hacer que te la pases rebotando todas las piedras produciéndote un cansancio prematuro. Revisa también el desgaste de las cubiertas… Para esto toma en cuenta el terreno y clima por donde vas a rodar.

8.- Revisa el funcionamiento de la tijera y amortiguador, que notes que todo va bien y no ha perdido aire. Revisa que el SAG es el correcto.

Truco: Después de todo esto, pon la bici boca abajo y déjala un tiempo, con esto conseguimos que las esponjas de la horquilla se empapen y siempre irá más suave y con menor riesgo de desgaste.

Como ves, con unos sencillos pasos tendremos la bici perfecta para el día siguiente y disfrutaras mucho más la ruta sin los imprevistos que te puede acarrear la falta de mantenimiento… Y sobre todo que estarás listo a la hora de salida sin producir ningún atraso a tus compañeros de rodada, con la seguridad de que tu bici está en condiciones óptimas para que te responda en cuanto se lo exijas

Visto en | Endurospain.com