sábado, 20 de junio de 2015

Algo pal Desestress..!!! | 20 Jun 2015


Buen día mis estimados... El rollo de esta vez se lo dedicaré a los padres bikers, si men... A esos padres que se preocupan de inculcar en sus hijos este deporte de las dos ruedas. Quién de nosotros no conoce a uno de ellos cuando menos?

Este deporte tiene la gran bondad de unir y estrechar aún más ese vínculo fraterno padre e hijo, da la oportunidad al padre de enseñar y aconsejar a sus hijos cosas del camino, de la bici y hasta de la vida en cada rodada, y ayuda a la noble tarea de formar gente de bien.

Pedaleando, el hijo va aprendiendo a respetar y valorar las cosas sencillas tal y como lo hace su padre, convirtiéndose en compañeros de rodada inseparables... Para toda la vida!

Muy seguramente el hijo inculcará esto mismo a sus propios hijos, llegado el momento: Primero comprará su primera bici y lo enseñará a manejarla, a conservar el equilibrio, lo llevará al parque y lo cuidará, posteriormente conforme crezca, irá cambiando de bicicletas cada vez más grandes, le curará sus heridas cuando se caiga y le indicará la forma correcta de utilizar las velocidades y los frenos, de pasar las curvas y tomar las bajadas sin ningún temor, tal cual como lo hizo su mismo padre con él... Repitiéndose el mismo ciclo que formará generaciones y generaciones de ciclistas!

Cada padre tiene su propio estilo y carácter para ir enseñando a sus hijos, depende de él y su forma, lo bien y rápido que el hijo aprenda, lo más apropiado para sus amigos es no meterse, pues los padres saben bien, más que nadie, la forma correcta de dirigirse a sus hijos.

Esto bien puede aplicarse a las niñas, pues el ciclismo es un deporte que cada vez gana más adeptos femeninos y déjenme decirles que muchas veces este género nos da grandes sorpresas, afortunadamente la mentalidad misógina está cambiando y prevalece el respeto a las damas, además, todos sabemos lo disfrutable que es pedalear junto a una chica!

Un abrazo fuerte a todos esos padres bikers, de los cuales conozco muchos y son mis grandes amigos tanto como sus hijos... Y pues también me doy un abrazo a mi mismo! Jajajajajajajajajaja Sigamos en la labor... Feliz día del padre!

Arrooooooz!