jueves, 26 de marzo de 2015

Tubeless o No Tubeless?


Llega un momento que ir en bicicleta y hacer kilómetros pasa de ser una afición a ser algo más importante, nos volvemos más meticuloso y un pinchazo en nuestras rutas se vuelve de lo más fastidioso. Cuando el problema se repite a menudo se nos presenta un gran dilema ¿Montamos tubeless?

Todavía hoy,  después de más  de diez años usando tubeless, hay opiniones  de todo tipo en relación con el uso de neumáticos con o sin cámara.

 Ventajas del sistema tubeless
  • Mayor tracción y estabilidad al poder circular con presiones más bajas.
  • Mayor comodidad y seguridad
  • Mayor resistencia de la cubierta
  • Se reduce drásticamente el número de pinchazos, y se elimina la posibilidad de pinchazos por pellizco de la cámara (algo muy frecuente si no se lleva una presión elevada)
  • Ahorro en cámaras
Una vez que se encuentra una combinación de llantas, cubiertas y líquido que funcionen bien, muchos de los usuarios se convierten en incondicionales del sistema tubeless, ya sea casero o de fábrica, si está correctamente montado funciona muy bien. Los pinchazos prácticamente desaparecen y además, podemos circular con la presión de nuestras cubiertas ligeramente inferior a lo acostumbrado, ganando en tracción, agarre  y un mejor tacto.

Una de las opciones relativamente económicas...

Sin tener que comprar una llanta tubeless, podemos adaptar nuestras ruedas mediante distintos kits de conversión . Generalmente constan de una banda adhesiva o fondo de llanta, que se encarga de evitar posibles fugas de aire en la unión de los radios de la llanta con el aro de la misma, de un kit adaptador para la válvula de aire y del líquido sellante.

La eficacia de estos kits de Tubeless dependerá en gran medida de nuestras manitas a la hora de transformar nuestras ruedas, así como de la calidad de nuestros componentes a transformar.

Dicho esto, aquí tenéis  un vídeo explicativo donde vais a poder convertir, artesanalmente, una rueda tubeless partiendo de una rueda convencional.


Desventajas
  • Conjunto un poco más pesado
  • Cubiertas y llantas tubeless más caras
  • Eventuales fugas de aire después de varios días (es conveniente revisar a menudo las presiones)
  • Es algo más complicado el montaje y desmontaje de las cubiertas

Los motivos para quienes han probado y han desechado el sistema tubeless, pueden ser varios, uno de los más importantes es no haber usado un líquido sellante adecuado.  Hay que recordar que el líquido debe ser dosificado correctamente y repuesto cada cierto tiempo, dependiendo de las condiciones en que se use, fundamentalmente en función de la temperatura exterior.

El precio es un factor importante, para conseguir un tubeless 100% efectivo se recomienda usar una llanta Tubeless, cubierta tubeless y un buen líquido, una inversión más cara.
Otro factor importante es que en muchas ruedas tubeless hay que revisar las presiones y dar un poco de aire con mucha frecuencia, puede que en cada salida, algo quizás incómodo.

Como conclusión,  recomendamos la utilización de cubiertas tubeless siempre que dispongamos de llantas específicas para tubeless. Si no es así, los kits para tubelizar son una buena solución, aunque varía su fiabilidad gradualmente dependiendo  del tipo de cubierta: tubeless (UST), tubeless ready (LUST), o convencional.

Algunas recomendaciones en ruedas tubeless o convertidas a tubeless...
  • Usar siempre líquido sellante
  • Usar cubiertas tubeless si es posible frente a la opción de cubiertas convencionales
  • Llevar una cámara de repuesto (sin cámara nos puede resultar imposible inflar con un hinchador de mano convencional)
  • Después de montar la cubierta moverlas bien para que se reparta el líquido
  • Tener alguna válvula de repuesto
  • Revisar con frecuencia las presiones

Visto en | Bikingpoint.es