jueves, 5 de febrero de 2015

Viendo mas allá de la rueda delantera..!!!


¿Cómo conquistar esos senderos en una sola toma sin tener que parar una y otra vez para corregir errores y recuperar el aliento?

Empiezas muy emocionado a enfrentar el sendero de hoy. Después de un rato de estar esquivando troncos de árboles, pasando sobre los baches, e ir alrededor de algunas curvas debes clavar  el freno para evitar una piedra. Hay una muy fuerte cuesta abajo a la derecha justo delante de tus ojos, te bajas de la bike, bajas la cuesta, te subes a la bike y a seguir, saltar de vuelta a los pedales y empezar a tratar de ganar un poco de velocidad.

Antes incluso de tomar suficiente velocidad para cambiar de marcha, hay una loma enorme justo en frente tuyo. Ya estás respirando tan fuerte que hacer esa subida parece imposible. Te sientas a un lado del camino para recuperar el aliento. Comenzarás a pensar: "Putamadreee!  Estoy tan fuera de forma que necesito un tanque de oxígeno para recuperarme..!!!" Eso es frustrante... Justo cuando te comienzas a levantar aparecen dos riders que vienen como de paseo, incluso hablando entre ellos y a mayor velocidad de la que venías tu... Ahora SI, esto es MUY frustrante...

Ahora, para lograr lo que ellos están logrando debes tener en cuenta un principio básico del MTB; Leer el camino por delante... Viendo mas allá de la rueda delantera

Cuando se empieza en el MTB siempre se pueden tener problemas al mirar la rueda delantera únicamente, cada tronco de árbol cerca del camino, cada raíz, cada pendiente de bajada, cada ramita, piedra. Estás esquivando, saltando y negociando cada pequeña cosa que viene por delante. Sin embargo, esa visión miope te quema rápidamente porque estas forzando la marcha y exagerando la lucha contra la pista tratando de conquistarla.

Mira a donde quieres ir, no todo lo que estás tratando de evitar... Además de ser frustrante, es muy cansado estar parando a cada momento o ir analizando cada detalle que tenemos a 20 centímetros de la rueda delantera. Lo que debemos hacer es mirar mas allá de la rueda, viendo el camino lo suficientemente lejos como para leerlo por completo y anticiparlo.

Leyendo el camino por anticipado podrás: Suavizar la línea de conducción. No deberías estar peleando el camino para conquistarlo. Cuando estás haciendo lo correcto, el camino fluirá incluso con curvas cerradas, lomas difíciles y obstáculos incluidos.

Relájate más para absorber mejor los baches. Esto te permite tener un control más suave en el manubrio y un control más preciso con los frenos y palancas de cambio.

Apretar el manubrio demasiado es un gran NO. Mantente firme y no perderás tanta energía. Estas son llamadas "habilidades blandas". Mantenerse suave y relajado es la clave.

Date más tiempo para tomar decisiones inteligentes para el siguiente paso en el camino. Constantemente reaccionar en el último segundo a algo que está a punto de suceder no es el método adecuado... Créelo!.

Tomar mejores decisiones para ayudar a mantener el impulso. El control de energía es importante. Disminuir la velocidad demasiado "matará" el flujo y el ritmo de tu recorrida. También te impedirá superar algunos de los obstáculos, ya que no tendrás suficiente impulso como para pasarlos. Además, tendrás que gastar más energía para retomar el impulso hacia arriba.

Anticipa una sección suave que fluye por delante, así tenes tiempo para tomar mas velocidad. Prepárate para giros cerrados y otros obstáculos, ganar mayor impulso y/o reducir la marcha si ves una loma empinada.

Concéntrate en mantener un ritmo respiratorio constante de modo que no te ahogues tan rápidamente. Entonces, dejas de mirar cada detalle, cada piedra, cada tronco o rama y comenzará a fluir con el camino !