sábado, 10 de enero de 2015

Consejos para comprar un CASCO..!!!


La importancia de la elección del casco adecuado
¿Por qué montar tu bicicleta sin casco? Los cascos deben ser usados siempre, en cualquier situación ya sea el fin de semana, en tu bicicleta de montaña, o en tu trayecto a la oficina.

Medida del casco
Encontrar el tamaño preciso es vital. Los cascos Multi-uso por lo general ofrecen un solo tamaño y ajuste. Para encontrar tu tamaño, envuelve una cinta métrica flexible alrededor de la parte más grande de tu cabeza, alrededor de 2.5 cm por encima de las cejas. O, envuelve una cinta alrededor de tu cabeza, y luego mide la longitud de la cinta con una regla.

 Algunos parámetros generales de tallas para adultos:
  • Extra-chico: Menos de 51 cm de circunferencia.
  • Chico: Entre 51 y 55 cm de circunferencia.
  • Mediano: Entre 55 y 59 cm de circunferencia.
  • Grande: Entre 59 y 63 cm de circunferencia.
  • Extra-Grande: Más de 63 cm de circunferencia. 
  • Talla standard (hombres):  54 cm-61 cm
  • Talla standard (mujeres):  50 cm-57 cm
La mayoría de cascos para niños son una talla única, con una gama de 46 cm-57 cm. Algunos adultos con cabezas más pequeñas pueden usar estos cómodamente. 

¿Tu cabeza está entre dos diferentes tallas?  En general, lo mejor es optar por el tamaño más pequeño. Debido a que un casco flojo o mal ajustado no representa una verdadera protección.

Posición del casco
Un casco bien colocado debe estar ajustado pero no lo suficiente para ser molesto. Debe estar nivelado en la cabeza (no inclinado hacia atrás) con el borde frontal no más de 2.5 cm (aproximadamente 2 dedos) por encima de las cejas para que tu frente esté protegida. 

Tipo del casco
Como vemos en la imagen existen 5 tipos de cascos, que son los más utilizados en el ciclismo, te recomendamos que utilices tu casco para la situación que corresponda, el incorrecto casco, puede causar lesiones en el cuello y obstruir la visibilidad en la ruta.

Componentes de un casco
Forro: La mayoría de los forros para cascos están hechos de espuma de poliestireno expandido. En efecto, el revestimiento disipa la fuerza del impacto para proteger tu cabeza. Asegúrate de que el revestimiento se adapte cómodamente a tu cabeza y que no está dañado o abollado.

Carcasa: La mayoría de los cascos de ciclismo están cubiertos con una carcasa de plástico para sujetar al casco como una unidad en caso de un golpe, proporcionar resistencia a la perforación y permitir que el casco se deslice durante el impacto (para proteger la cabeza y el cuello). Asegúrate de que la cubierta está intacta y en buen estado.

Ventilación: Las aberturas de ventilación mejoran el flujo de aire sobre tu cabeza, te mantienen más fresco y más cómodo a medida que montas. Mientras más aberturas tiene, más liviano será el casco.

Correas: El sistema de correas debe ser cómodo y fácil de poner y quitar. Busca las correas más anchas para terrenos irregulares y senderos de montaña, y correas más delgadas para ciclismo de ruta.


Certificación de Impacto
Por ley, todos los cascos que se venden en los EE.UU. deben cumplir con las normas establecidas por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC). Algunos cascos también son respaldados por la Fundación sin fines de lucro Snell, pero el sello de aprobación de la CPSC es lo que importa.

Te recomendamos siempre elegir un casco que tenga alguna certificación internacional, en la seguridad de nuestras cabezas es mejor no ahorrar (la clínica es más cara). 

¿Cuándo reemplazar tu casco?
Hablando de accidentes: Siempre que el casco esté involucrado en un accidente, lo más probable es que haya sufrido daños. Cambia de casco después de cualquier accidente significativo aunque el casco se vea bien.

Si no has tenido accidentes graves, se recomienda generalmente reemplazar tu casco cada 5 años. La contaminación, la luz UV y el uso pueden debilitar los componentes a través del tiempo.

El casco caduca. Los cascos de bicicleta no son para siempre. Un casco de bicicleta debe ser sustituido después de la primera caída en la que haya sufrido un golpe aunque no se observe daño externo, es mejor para prevenir que curar. El desgaste normal, el sudor y el polvo incrustado agotan y envejecen por el casco. La vida típica de un casco es de 2-4 años.

Algunos consejos para el mantenimiento de tu casco:
  • Evita el uso de químicos para limpiar el casco. Los fabricantes recomiendan sólo el uso de un paño suave o una esponja, además de agua y jabón suave.
  • No guardes tu casco en un ático, garaje, la cajuela del carro o en otra área donde el calor pueda acumularse. El calor excesivo puede hacer que se formen burbujas en el forro interior de espuma del casco. No usar un casco dañado por el calor.
  • Evita prestar tu casco a los demás. Cuando lo haces, nunca sabes exactamente qué tipo de uso ha experimentado durante su vida útil.