jueves, 20 de noviembre de 2014

5 Pequeños consejos que hacen grandes ciclistas..!!!


1. Ajustar correctamente tu bicicleta
Tratar de practicar ciclismo sobre una bicicleta que no esté correctamente ajustada a nuestras medidas corporales es algo parecido a probarse unos zapatos estrechos. Sólo es cuestión de tiempo que empecemos a sentir dolor y que a la misma vez nuestro rendimiento caiga en picada. Cada persona es diferente con respecto a la longitud de pierna, brazo y torso, así que visitar una tienda de bicicletas especializada donde puedes ajustar de forma muy fácil el sillín en diferentes posiciones, la potencia e igualmente otro tanto con el manubrio 

2. Aligerar la carga
Para una vuelta cualquiera, salida de compras o cualquier otra forma de salida, tendrá la capacidad para soportar grandes cargas. La forma fácil de llevar a cualquier tipo de carga en una bicicleta es… Por su puesto, que la bici sea quien la lleve en lugar de que sea el ciclista. Llevar una pequeña mochila en la espalda para llevar pequeños objetos está muy bien, siempre que el objeto del que hablamos sea extremadamente ligero. Hay algunos sistemas de transporte específicos para la bici que son excelentes para llevar infinidad de objetos. Una bolsa de patatas llevadas en la bici es mucho más fácil que llevarla colgada en tu espalda.

3. Lo pequeño hace grandes diferencias
Una pequeña inversión en algunos elementos del kit de la bici del especialista serán muy útiles para que puedas sacarle el máximo partido de tu entrenamientos o salidas en bicicleta. Los elementos mínimos son:

Casco de bicicleta. Una necesidad absoluta. Los modernos cascos de ciclismo son muy ligeros y están muy bien ventilados. Además, literalmente hablando, pueden salvar tu vida en un accidente. En caso de accidente traumático sobre la cabeza, lo más probable es que un ciclista pueda tener un derrame cerebral. Definitivamente es algo que no queremos y que se soluciona simplemente poniendo un simple casco. Es por ello que cuando hablamos de accesorios para el ciclista, el casco es siempre nuestra primera prioridad.

Culottes. (Licra con pad) Elásticos y con un buen acolchado para la zona inguinal. Si lo que queremos es ir bien cómodos en el asiento de la bicicleta, definitivamente estamos hablando de una prenda de vestir que obligatoriamente debemos tener en nuestro armario de la ropa. De lo contrario tus posaderas darán buena cuenta de tu confort sobre la bici.

Herramientas básicas de la bicicleta. Un juego de llaves Allen, un kit de reparación de pinchazos, desmontables para los neumáticos, palancas de neumático, una cámara de repuesto o una bomba de inflado son objetos agradecidos en caso de que nuestra bici tenga algún tipo de avería asequible para arreglar sobre la marcha, ya sea en ruta o en caminos.

Gafas de sol para ciclismo. No estamos hablando de algo que sirve solamente para posar y tener buen aspecto en las fotos. Estamos hablando de un complemento muy útil para los ciclistas; mantendrán la suciedad, el polvo y los insectos alejados de tus ojos. Si eliges un modelos con un par de lentes intercambiables, entonces puedes enfocar tu visión en condiciones de poca luz, así como una forma muy sencilla para evitar deslumbramientos y reflejos sobre tus ojos.

4. Evitar la hipoglucemia o pájara.
Quien más o menos todo el mundo ha tenido alguna situación de quedarse sin energía. Cuando empieza la pájara nuestro nivel de energía sencillamente sobrepasa los umbrales bajo mínimos. La mejor forma de superar esta situación es comiendo: barritas energéticas, gel energéticos o comida rica en carbohidratos simples. Beber agua, o mejor, bebida energética, y bajar nuestro ritmo de pedaleo.

5. Hidratarse adecuadamente
Sea cual sea las condiciones climáticas, los requerimientos de líquido en nuestro cuerpo aumentará significativamente con la práctica ciclistas. Las pérdidas de agua por el aire expirado o por el sudor, ayudarán a reducir significativamente para reducir el volumen de sangre que mueve tu corazón, teniendo que trabajar mucho más duramente que en condiciones normales. Lo curioso de todo ello es que cuando empezamos a sentir sed, ya es demasiado tarde. Nuestro cuerpo ya ha entrado de lleno en el proceso de deshidratación. El modo correcto de ir hidratando el organismo durante el esfuerzo ciclista, es ir bebiendo regularmente pequeños sorbos de agua o bebida energética.

El color de la orina es un buen indicador acerca del grado de hidratación de nuestro cuerpo. Ésta aparecerá de color amarillo pálido cuando el cuerpo vaya bien hidratado, mientras que ésta se volverá más oscura proporcionalmente al grado de deshidratación.