martes, 4 de febrero de 2014

Dirt Riders MTB Family | Las mejores rutas del mundo para ciclistas

A los ciclistas les espera un muy buen futuro. Esta semana, el nuevo gobierno neozelandés dio los últimos toques a la nueva ruta para bicicletas de 2,500 kilómetros. Además, existe una propuesta para crear una red de caminos para bicicletas de 220 kilómetros, llamada SkyCycle que les permitirá a los londinenses pedalear hasta el trabajo por los techos de la capital inglesa.


Mientras el plan se pone en marcha, ¿por qué no exploramos el mundo en dos ruedas? Aquí tienes las mejores rutas de todo el mundo para recorrer en bicicleta.

Nga Haerenga, Nueva Zelanda
La construcción de esta nueva ruta para ciclistas de 2.500 kilómetros concluyó en enero y comprende 23 caminos más cortos que se conectan para crear una ruta larga. Este proyecto comenzó en 2009 y el gobierno neozelandés invirtió 50 millones de dólares para el proyecto, y unos 30 millones que se recaudaron de distintas fuentes. Los caminos recorren las dos islas e incluyen la legendaria ruta Otago, famosa por sus desfiladeros y pasos de montaña, y el camino Alps 2 Ocean (“De los Alpes al océano”), que conecta el monte Cook con Oamaru, en el océano Pacífico.

Carretera Austral, Chile
La Carretera Austral se extiende por 1.200 kilómetros desde Puerto Montt, en el centro de Chile, hasta el norte de la Patagonia. Es muy popular entre los ciclistas debido a los distintos paisajes de los parques nacionales, aguas termales y grandes extensiones de bosque. Tener una buena suspensión es fundamental, ya que solo 300 kilómetros de la ruta están asfaltados (el resto es grava), pero la ventaja de esta ruta es que incluye el tramo que une al glaciar con el fiordo del río Baker. Uno de los paisajes más extraños es Trevelin, un pequeño poblado galés en el corazón de la Patagonia argentina.

Ruta Munda Biddi, Australia occidental
Munda Biddi (que significa “camino en el bosque”) es un camino de larga distancia fuera de ruta que comienza en Mundaring y termina en Albany, a 1000 kilómetros. Atraviesa una camino natural virgen rodead de bosques de eucaliptos y antigua flora y fauna australiana. Los ciclistas pueden permanecer en los pintorescos pueblos que atraviesan el camino, pero los refugios y los campamentos se encuentran en los sectores del recorrido. Hay señales con información que les permite a los ciclistas saber qué lugares están atravesando. Además, las distintas secciones están divididas según su dificultad, según la distancia, el tipo y las condiciones del suelo.

Sam McGee, sur de Yukón, Canadá
La ruta Sam McGee es corta pero hermosa, ya que se extiende por solo 9 kilómetros. Originalmente fue construida para conectar el tranvía con lo que se construyera en 1905 y facilitó el acceso a las muchas minas de plata del lugar. Es una excelente ruta para ciclistas para cualquier época del año, pero los colores más bellos se pueden ver en primavera y otoño. Si vas, busca lo que quedó de las vías del tranvía ya que varios ciclistas suelen encontrar varios artefactos de minería.

Cycle the Wight, Isla de Wight, Reino Unido
Cycle the Wight es una ruta circular que comienza en Cowes y recorre toda la isla, pasando por algunos de los pueblos más hermosos y las costas más dramáticas. Todos los años, unos 4500 ciclistas recorren el camino, mientras que, durante el festival de ciclismo de la Isla de Wight que se celebra en septiembre, la ruta de 70 kilómetros queda acordonada.

Great Allegheny Passage, Pensilvania, Estados Unidos
Esta ruta de 539 kilómetros conecta Pittsburgh en Pennsylvania con Washington DC y cerca de un millón de ciclistas la recorren todos los años. El camino fue construido sobre la huella de los ferrocarriles Western Maryland y Pittsburgh y Lake Erie. Es una de las rutas de bicicleta con más historia ya que los ciclistas pueden recorrer los pasos de George Washington, los ejércitos franceses que quisieron conquistar la frontera y los colonos ingleses que llegaron para deshacerse de ellos. Uno de los segmentos más espectaculares se encuentra entre Cumberland en Maryland y Pittsburgh en Pennsylvania. Esta sección está llena de desechos de los molinos de acero y los restos de los hornos de hierro. El tramo que atraviesa Laurel Highlands en Pensilvania también es hermoso.

La ruta para bicicletas del Danubio, Europa
Con unos 3.000 kilómetros de largo, la ruta para bicicletas que recorre el Danubio comienza en Alemania, antes de recorrer Austria, Eslovaquia y Hungría. Las primeras partes del recorrido son las más conocidas, y unos 30.000 ciclistas recorren la sección entre Passau en Alemania y Viena, la capital de Austria, todos los años. Además, la ciudad de Melk, en Austria, es famosa por su enorme abadía barroco benedictina, mientras que los famosos bares en ruinas de Budapest son el lugar ideal para festejar con un trago.

Ruta subterránea para bicicletas, Eslovenia
Sí, has leído bien. Esta senda para ciclistas de 5 kilómetros de largos no es apta para claustrofóbicos porque está hecha completamente bajo tierra, y más específicamente, bien adentro del monte Peca, a 52 kilómetros de la capital, Liubliana. La montaña supo contener una enorme mina de plomo, por eso tiene unos 800 kilómetros de túneles que la recorren. La ruta subterránea para bicicletas cubre solo 5 kilómetros y comienza en el fascinante museo de minería de Mežica, en donde los ciclistas deben equiparse con prendas protectoras y linternas para la cabeza.