sábado, 8 de febrero de 2014

Dirt Riders MTB Family | Cómo cambiar una cámara de bicicleta en 10 sencillos pasos.


Todo biker se ha visto en la necesidad de cambiar una cámara ponchada en el camino, así que aquí te tenemos 10 sencillos pasos, incluyendo un video, que demuestra que es tan fácil que una chica lo puede hacer perfectamente y sin ayuda de ningún hombre.

Herramienta necesaria: Palancas para ruedas, Bomba de aire y una cámara nueva.
  1. Coloca tu bicicleta de cabeza, distribuyendo su peso entre el asiento y el manubrio.
  2. Afloja los ejes de bloqueo o las tuercas de la rueda, según sea el caso.
  3. Quita la llanta del cuadro. Si es la trasera, tendrás que levantar la cadena de los engranes. Para facilitar el retirar de una llanta trasera, cambia la cadena al engrane más pequeño antes de aflojar las tuercas. Si se trata de la llanta frontal, esta será un poco más fácil. Puedes aflojar los frenos si interfieren con el trabajo.
  4. Desinfla la cámara completamente presionando en la parte interior de la válvula.
  5. Toma un par de palancas para llanta (puedes comprarlos en una tienda de bicicletas). Puedes utilizar el mando de una cuchara u objeto similar si no tienes las palancas pero ten cuidado, ya que puedes rayar o dañar los rines de la llanta y/o perforar la cámara. Introduce una palanca en el rin y haz palanca para sacar la llanta (ten cuidado de no perforar la cámara) y sácala por encima del rin. Muévete alrededor del rin un octavo de la circunferencia y repite el proceso de nuevo, dejando la primera herramienta en su lugar. Ahora has lo mismo con la segunda palanca y la llanta deberá salir de un lado.
  6. Retira la llanta y la cámara por completo, puede que tengas que desatornillar una tuerca pequeña en la base de la válvula para sacar la cámara si utilizas válvulas Presta. Casi todas las bicicletas de alta gama vienen con válvulas Presta (Francesa).
  7. Inspecciona la cámara para encontrar el hoyo, determinando en qué parte está el problema o saca una nueva cámara para instalarla.
  8. Revisa con las manos que no exista ninguna espina en el interior de la llanta, sino podrás volver a pinchar.
  9. Infla la cámara lentamente y con cuidado al principio, siempre revisando que la llanta esté pareja y que no esté presionando a la cámara.
  10. Instala de nuevo la llanta en el cuadro y listo..!!!