jueves, 27 de febrero de 2014

Dirt Riders MTB Family | Ácido Láctico: El enemigo de nuestras pedaleadas..!!!


¿Te has parado a pensar la importancia de la frecuencia de pedaleo? Expertos en la materia han determinado que dependiendo la modalidad que practiques, la frecuencia de pedaleo es de mayor o menor importancia y provocar que el ácido láctico suba tanto que no puedas realizar una buena carrera o terminar de buena manera tu rodada. 

Es muy importante conocer hasta dónde puede llegar tu frecuencia de pedaleo en cada momento.

El ácido láctico se forma a través de la descomposición de glucosa cuando hay ausencia de oxígeno. Por ejemplo en ejercicios anaeróbicos donde hay mucha intensidad y poca duración hace que se pierda la ausencia de oxígeno y se crea el ácido láctico, si se está entrenado ese ácido láctico se reutiliza y no causa ningún problema. Pero si se acumula y no se da tiempo al organismo de retirarlo, esto provoca la acidificación de fibras musculares teniendo dos consecuencias:

Se inhiben las enzimas que realizan el corte de las moléculas de glucosa que permiten obtener energía, por tal motivo si no hay energía no hay movimiento. El calcio no se une a las fibras musculares y provoca fuertes lesiones.

Un ciclista no debe acumular demasiado ácido láctico durante una prueba; para no caer en este problema es necesario realizar sesiones de entrenamiento con frecuencias de pedaleo altas, en donde se utilice el sistema aeróbico y se consuma el glucógeno muscular por medio de la respiración aeróbica y no anaeróbica.

Es muy importante tener en cuenta que si el ácido láctico se acumula en altas cantidades dentro de una competición, no se puede liberar, provocando que antes de finalizar la carrera tus piernas no respondan y sufras de tirones musculares.

Para evitar esto los especialistas han llegado a conclusiones como:

  • En el entreno siempre llevar frecuencias altas entre 70 y 90 o entre 80 y 100 pedaleos por minutos en función a tu morfología.
  • Cuando estás en subida es muy importante que uses el sistema aeróbico y mantener la frecuencia alta, ya que si lo haces al revés estás usando la fuerza y produciendo más ácido láctico, algo que te terminara bloqueando.
  • Realizar entrenamientos en donde se llegue a 150 – 160 pedaleos por minutos para acostumbrar a tu cuerpo a realizar altas frecuencias de pedaleos, logrando un mejor rendimiento en recorridos largos y por supuesto un mejor estado físico.
  • Es muy importante seguir un entrenamiento específico para evita lesiones.

Visto en | TodoMTB.com