martes, 23 de abril de 2013

Los cascos para ciclista caducan máximo a los 3 años de uso


La primera línea de defensa contra las lesiones a la cabeza es el casco. Es la parte más importante del equipamiento de un ciclista, además  de saber que hay diferentes tipos de cascos para diferentes tipos de disciplinas y necesidades. Es fundamental que sepas que tu casco tiene una vida útil, sin importar si ha sufrido impactos o no.

Caducan a los 3 añosLa cabeza es una parte sumamente importante de tu cuerpo. En ella almacenas el cerebro con el que piensas, se siente, se habla, se huele y se escucha. Por lo tanto, tiene sentido protegerse la cabeza contra cualquier lesión.

La habilidad del casco de proteger al ciclista depende  de la cubierta exterior hecha de diversos materiales según el costo y diseño del mismo, cada uno de estos diversos materiales tiene beneficios específicos que el usuario deberá de considerar al comprar un casco.

El espacio para absorber impactos es el perfil que se mantiene entre la cubierta exterior,  la estructura interna  y la cabeza.  Es necesario que sepas que cualquier casco que haya recibido un impacto violento debe ser reemplazado aunque el daño no sea evidente.

El material interno por lo general fabricado con espuma EPS (poliestireno expandido) tiene una caducidad, ya que está diseñado para absorber el impacto y es de crucial importancia que cuente con todas sus propiedades cabalmente.

Caducan a los 3 añosPor lo tanto, el tiempo de uso del casco influye en la capacidad para absorber los impactos en una caída, ya que  su estructura interior ya no tiene la aptitud de proteger adecuadamente. Se recomienda que los cascos sean remplazados  después de 3 años de la fecha de compra.

Este lapso de tiempo puede variar dependiendo del uso, el sudor del ciclista y factores del clima: frio, calor y lluvia, que afectan directamente el material del que están hechos.

No arriesgues tu vida y revisa constantemente el interior de tu casco. Pon mayor énfasis en la estructura de la espuma EPS ya que durante una caída este es el material que se comprime hacia la cabeza para absorber la energía del impacto, evitando que el cerebro se mueva dentro del cráneo con demasiada fuerza.