miércoles, 13 de marzo de 2013

Ayuntamiento de Mérida desahucia estacionamiento para bicicletas..!!!


Aunque funcionarios municipales, regidores y diputados han repetido incansablemente la necesidad de considerar transportes alternativos y han refrendado su apoyo al uso de la bicicleta, la presencia de este medio en un lugar tan importante como el centro de Mérida es casi algo impensable.

Tanto el reglamento de tránsito del estado, como la Ley para la Integración de Personas con Discapacidad, prohíben que las bicicletas sean estacionadas en banquetas o se dejen amarradas en postes, pero además para la autoridad no existe un espacio donde estas puedan ser resguardadas.

Entre los ciclistas existen historias de quien dejó su vehículo amarrado y al regresar la autoridad se lo había llevado. Además, contados son los estacionamientos públicos que los admiten.

Un ciudadano decidió agotar las posibilidades y dirigió una solicitud de información a la autoridad municipal en la que cuestionó, que si al tener la bicicleta obligaciones como vehículo, por que no debía también merecer un espacio en el primer cuadro.

La respuesta no fue breve, pero fue concisa. En dos cuartillas, el documento afirma que la bicicleta tiene obligaciones como medio de transporte, mismas, que lo alejan de estacionarse en el centro.

“No contamos en el primer cuadro de la ciudad con algún espacio o área exclusiva para el estacionamiento de bicicletas o vehículos menores, tampoco en el reglamento de la Ley de Tránsito y Vialidad señala un lugar o espacio específico para que este tipo de vehículo menor se estacione sin infringir dicho ordenamiento”, resuelve tajante el Ayuntamiento.

Posteriormente en página y media se enumeran decenas de artículos con sus fracciones que poco a poco van terminando con la posibilidad de dejar una bicicleta en algún lugar de primer cuadro.

El documento firmado por Ricardo Humberto Bastarrachea Sosa, jefe de asuntos jurídicos del Ayuntamiento; y Mario Arturo Romero Escalante, director de la Policía Municipal de Mérida, nunca plantea una opción para que el ciudadano deje su bicicleta estacionada.




Cuando se habla de alternativas para el transporte, todos los gobiernos levantan la mano y se pregonan a favor del uso de la bicicleta, pero hasta ahora, ni lo más básico como es un lugar para estacionar el vehículo se ha podido consolidar.

En Mérida, la infraestructura y las políticas para el transporte obligan a quienes se trasladan pedaleando, a nunca bajarse de la bici, pues no existen lugares permitidos, ni para dejar el vehículo.

Un lugar para dejar la bicicleta en el centro de Mérida es algo necesario, tanto por seguridad del ciclista, como por el respeto al derecho de otros que circulan.

“Se te advierte que pueden llevarse tu bici los policías si la dejas en algún lugar visible. Y si la dejas oculta de la vista de policías pues también corres el riesgo de que alguien trate de robarla”, explica Efraín Tzuc, integrante de Cicloturixes, agrupación que impulsa el uso de la bicicleta como medio de transporte.

La ausencia de lugares o dispositivos para poder dejar la bicicleta, resulta contraproducente para cualquier política que se haya implementado para dejar el auto y comenzar a pedalear.

“Las personas que quieren empezar a andar en bici e ir al centro por compras, paseo y demás, no lo hacen precisamente porque no hay lugar seguro para dejarla, entonces es un factor que evita que más personas consideren este medio de transporte”, lamenta Tzuc.

“No tener dónde dejar la bici desmotiva para usarla”.

Ni el Ayuntamiento de Mérida, ni el Gobierno del estado, ni el Poder Legislativo quedan exentos de la omisión que se ha tenido con respecto a las agrupaciones que promueven las condiciones para el uso de la bicicleta.

Visto en: Unionyucatan.mx