martes, 8 de enero de 2013

Imponen emplacamiento de Bicicletas en Playa del Carmen, Q. Roo


Contrario a lo que sucede en ciudades como Guadalajara, Distrito Federal donde se ha adoptado la bicicleta como medio de transporte alternativo, en muchos puntos del país  comenzaron a normar el uso de este vehículo, a tal grado que se ha ordenado no sólo el emplacamiento, sino que se han detallado las sanciones para quien incumpla estas nuevas disposiciones.

El gobierno que encabeza el priísta Filiberto Martínez, en el estado de Quintana Roo, echó atrás su planteamiento del uso de la bicicleta como atenuante del tráfico vehicular en Playa del Carmen para modificar las normas de Gobierno y establecer costos por el uso de este transporte popular y de la clase trabajadora, en muchas regiones del estado de Quintana Roo.

Justino Mauricio  conduce bicicleta por necesidad, se transporta todos los días de su casa al trabajo, explica que aunque sea poco el dinero necesario para emplacar o pagar una multa es un golpe al bolsillo de quienes menos ganan. “Nos van a cobrar dos veces por comprar y por emplacar, además, el papeleo, las horas perdidas, a mi si me afecta, no entiendo muy bien cuál es el problema”.

Los regidores del Partido de la Revolución Institucional señalaron que el emplacamiento de bicicletas está previsto en la ley de hacienda del estado, lo que los faculta para poder empezar a normar acerca de ello. De hecho, el Ayuntamiento de Benito Juárez también tiene permitido en su ley de hacienda emplacar estos vehículos, pero en la realidad no se aplica.

En el municipio de Solidaridad su reglamento de tránsito señala que “todos los vehículos portarán las placas o el documento que las sustituya en un lugar visible, colocadas firmemente, una en la parte frontal y otra en la parte posterior del vehículo, excepto que se trate de motocicletas, bicicletas y remolques que solo llevarán una sola placa en la parte posterior”.

Sin embargo, con la entrada  del artículo 146, fracción XXIII del nuevo “Bando de Gobierno”, se considerará como infracción en materia de servicios públicos, disposiciones administrativas y régimen de comercio, “Conducir vehículos de propulsión no mecánica que transiten por las calles sin que se encuentren provistos de la placa correspondiente expedida por la autoridad, luces, timbres, bocinas y sin ruedas de hule”.

En un sondeo en Playa del Carmen, Tayde Castrejón, ciclista, señala que el control excesivo de la bicicleta hace que la gente no quiera saber nada de otros medios de transporte que no sea el automóvil.  “Al final es un costo más y el gobierno es el único beneficiado, si fuera de forma gratuita para llevar un control quizás, pero aun así, se roban los autos de manera sencilla, ahora imagínate las bicis, mejor deberían invertir en seguridad”.

Visto en Cletofilia