sábado, 12 de mayo de 2012

Frutas Ciclistas

Disfruta de la fruta fresca y de paso consigue una cena de recuperación deliciosa, barata y fácil de conseguir. Estas frutas son las campeonas de la nutrición para los ciclistas y son muy fáciles de conseguir en cualquier supermercado, pero lo mejor sin duda es que las puedes llevar a tus salidas sin problema alguno.

Arándanos: Obtienen su tono azul gracias a los antioxidantes, un compuesto que nos protege del agotamiento de los músculos además que calma la inflamación, por lo que un bocadillo hecho a base de arándanos después de pedalear nos asegura una gran recuperación. También contiene vitamina C, K y magnesio, los cuales fortalecen el sistema inmune y mejora la salud ósea.

Sandía: La sandía está llena de licopeno, el cual protege la piel de los dañinos rayos ultravioleta, además de contar con la famosa vitamina A, lo que aumenta la absorción de hierro para ayudar a la oxigenación de los músculos, además de que esta fruta está llena de hidratación, ya que el agua es su compuesto básico, aparte de ser baja en fibra y llena de azúcares, por lo que es una opción ideal para recuperar la energía, ya que es fácil de digerir.
Zarzamoras: Son ricas en fibra, por lo que son muy buena opción para utilizarlas como combustible que nos da energía lenta y constantemente. Una recomendación es que las comas con harina de avena dos horas antes de una pedaleada larga o un aperitivo entre las comidas para reducir los antojos. También están llenas de vitamina C y K, además de manganeso.
Mango: Un solo mango aporta toda la vitamina C que necesitas para el día, dos terceras partes de tus necesidades de vitamina A, casi la mitad de vitamina E, una cuarta parte de la fibra que requiere tu cuerpo y una combinación de minerales entre los que se encuentran hierro y potasio.
Kiwi: Ofrece una gran cantidad de potasio, por lo que es ideal para evitar los calambres, además de contar con la vitamina C necesaria para reparar los músculos. También se ha relacionado con la salud cardiovascular, los investigadores dicen que el consumo de dos o tres kiwis al día puede reducir ciertos factores de riesgo de enfermedades del corazón.
Visto en la revita BIKE México

Platano: Se suele asociar el plátano al deportista y con razón, el plátano es una fruta que aporta muchos azúcares, fácil y rápidamente asimilables para el organismo, energía al instante para antes, durante y después del ejercicio. Es la fruta que cuenta con mayor índice glucémico con un valor de 85, cuando el resto de frutas suelen tener 65, esto quiere decir que su azúcar pasa con mayor rapidez a la sangre y tendremos antes la energía de su oxidación.

Desde que nos comemos un plátano hasta que todos los azúcares pasan a sangre suelen pasar unos 60 minutos, el tiempo que suele durar un entrenamiento o competición, por eso el plátano es la fruta del deportista, durante una hora nos está dando energía de manera continua y rápida. Desde que entrenamos el plátano es un alimento del que todos echamos mano, y es que tiene infinidad de propiedades beneficiosas para toda dieta deportiva, a pesar de ser una fruta maldita para las personas que llevan a cabo una dieta de adelgazamiento.

Todos hemos visto alguna vez a algún compañero de gimnasio come plátanos antes y después de entrenar y nos hemos preguntado el por qué de esto. La verdad que todo tiene su explicación, y es que el plátano es un buen hidrato de carbono que nos ayuda a recuperarnos antes del entrenamiento. Pero no solamente a esto se debe su ingesta.

Todos sabemos que el plátano es una buena fuente de hidratos de carbono al contener altas dosis de fructosa, un azúcar natural que se encuentra en la fruta. Es una de las que más contiene, y por ello muchas dietas de adelgazamiento lo prohíben o limitan. En el caso de los deportistas es una gran ayuda para que podamos hacer frente a los entrenamientos diarios, ya que nos facilita una buena dosis de hidratos que el cuerpo asimila rápidamente.

Otra de las virtudes que cabe resaltar del plátano es su alto contenido en minerales entre los que destaca el potasio. Éste ayuda a recular nuestro metabolismo, y hace que se equilibren los niveles de agua, contrarrestando el efecto que el sodio puede provocar en muchas personas que tienden a retener líquidos. Por esto el plátano puede ser un buen aliado para mantener una buena circulación de líquidos en el organismo y evitar las indeseadas acumulaciones.

Además su ingesta nos ayuda a acelerar las digestiones, ya que es un buen estimulador gástrico, algo que nos va a venir muy bien si lo que queremos es evitar las digestiones pesadas, ya que ayuda a regulas desórdenes digestivos como la gastritis o la temida acidez de estómago que aparece en muchos casos cuando practicamos ejercicio. Por este motivo es un alimento recomendado en dietas blandas o en personas que tienen el estómago delicado.

Estas cualidades que el plátano tiene sobre el estómago se deben a que actúa como una película protectora que recubre las paredes y ayuda a prevenir enfermedades como las úlceras. Además aumenta nuestro apetito mejorando la asimilación de los alimentos, y ayudando a que mantengamos una perfecta nutrición, necesaria para un óptimo desarrollo muscular.

A partir de ahora debemos cambiar el chip frente a los plátanos, ya que es una aliado que nos puede ayudar más que perjudicarnos. Llevar uno siempre en la bolsa del gimnasio es esencial para que mantengamos un correcto estado muscular, ya que el potasio ayuda a evitar calambres y demás dolencias.