miércoles, 11 de enero de 2012

Rodada Seyé - Cuzamá 08.01.2012


Después de echar la hueva y estar un buen tiempo sin rodar, aproximadamente un mes (En lo particular por mi trabajo que en fechas navideñas se extiende el horario), Iniciamos con esta buenisima rodada partiendo del pueblo de Seye. Había escuchado de esta rodada pero yo no me la sabia, desconocía tanto la distancia, el terreno y las poblaciones donde íbamos a pasar... Por lo que Raul Valdez fue el guia en esta ocasión.

Iniciamos reundiéndonos en el 7Eleven de la primera gasolinera a Cancún, cabe mencionar que están construyendo otra antes de esta, por lo que en el futuro la tomaremos de referencia como la segunda gasolinera o la del 7Eleven. Espero que esto no confundiera a algún biker y se quedara esperando alli..!!!

Ya estábamos en tiempo de salida y pues como va… Nos dirigimos con los autos en carabana a Seye que está a unos kilómetros por la carretera a Cancun, en el camino se le estaba cayendo una bici a Israel pero pararon para corregirlo. Me hablo “Gallo” por Cel. Que llegaba tarde pero ya habíamos salidos asi que le indique el camino a seguir. Acuerdense que debemos ser puntuales y llegar con algo de anticipación por cualquier cosa.

Nos reunimos 20 Bikers: Israel con Adán y Alex Alcocer, Paty con su esposo Enrique Espinosa y cuñado, Gastón, Rene y el Chaparrito Juan Martin, Carlos Echazarreta, Jorge Vazquez, Raúl Valdez, Osiris y Chepo, Luis Morales… También llegaron antiguos conocidos que nos dio mucho gusto ver de nuevo: Ricardo Jimenes (El Gallo) Alberto Roura e Hijo y a Pedro… Y Yo!

En menos de 15 Mins. Ya estábamos en la población de Seye, nos estacionamos en un parque del centro y empezamos a bajar las bicicletas, mientras el Yorch-X exploraba la zona en busca de un buen lugar para desayunar la clásica cochinita del lugar… No es por nada pero nos hemos vuelto “expertos catadores” y dejenme decirles que esta cochinita estaba super mega deliciosaaa, aparte había pavo en relleno negro y con todo que yo ya habia desayunado unas galletas y yogurt, no le hice feo y me sampe unos buenos tacos junto con Yorch-X y el Chaparrito… De lo que se perdieron los demás, neta!

Cuando regresamos del banquete nos encontramos con que Osiris perdió la espiga de su rueda delantera y ni pex, tuvo que regresarse con Chepo a Mérida peór que una novia de pueblo, vestida y alborotada… Además sin rodar! Después me enteré que no fue su día pues se le quedo el auto a la entrada de Mérida y tuvieron que empujarlo varios kilómetros… Ya necesita una buen “limpia” nuestro estimado Osiris.

En cuanto a la ruta dejenme decirles que esta muy buena pues tiene curvas, columpios y el terreno es menos accidentado que otros, la vegetación en esta época no estaba muy cerrada aunque si había henequenes a las orillas del camino que son peligrosos por las espinas que tienen en sus puntas, si que dueleee! … Si no me creen que le pregunten a Rene!


De Seye al pueblo de Eknakan todo transcurrió sin ningún problema, únicamente paradas “tecnicas” y en ocasiones nos deteniamos en intersecciones para esperar a los rezagados. Israel contó 18 Bikers y no hubo barredora aunque siempre estábamos pendientes del último.

Tomamos un tramo de carretera, donde Adán ponchó llanta, esperamos y nos internamos a otra brecha, llegando a una “Y” donde nuestro guia tuvo una pequeña duda pero tomamos la via correcta, metros mas adelante paramos en seco pues ahora si no sabíamos pa donde jalar, la brecha a seguir era muy engañoza… Gastón reparaba su llanta mientras varios bikers se fueron de abanzada a ver si encontraban la via correcta y nada, asi que regresamos por una “Y” y nos fuimos por el lado opuesto con la intención de encontrar los rieles del “Truck Turistico” que lleva a los cenotes de Cuzama.

Me detuve a esperar a los rezagados mientras la mayoría del grupo se adelantó, el problema fue que en otra “Y” nadie dejó ni siquiera un pedazo de su truza para señalar por donde se habían ido, y esperamos un rato que aprovechamos para platicar… A lo lejos escuchamos un grito de René y nos dirigimos hacia ese lado, después de un buen tramo de brecha salimos a un camino ancho de tierra blanca (Sac-Beh) y alli estaban todas las niñas esperándonos! Un jalón de orejas para que esto no vuelva a suceder.

A pocos metros pasaba un “Truck” y le preguntamos al conductor para donde ir al cenote… Nos indico el camino y nos dio paso para que nos adelantaramos pues las bicis ponían nerviosos a los caballitos que tiran de los carros.

Rumbo al cenote tuvimos un caido… mas bien una caída; Paty Cetina (La unica damita de esta rodada) se cayó al trabarse su rueda delantera en las rieles del “Truck”. Afortunadamente los guantes y rodilleras hicieron su trabajo, por cierto Paty nos pregunto porque no invitamos a nuestras esposas a rodar, pero en mi caso mi esposa tiene otras actividades diferentes a las mías, aparte que se queda con mis peques y aprovechamos hacer estas actividades al mismo tiempo y todos contentos… Pero si me gustaría!


Llegamos al 1er cenote de Cuzama, estacionamos las bicis y empezamos a bajar… El primero fue Valdez que no dudo ni un segundo en lanzarse al agua… Había que bajar unas escaleras y llegar a una base de madera desde donde podías tirarte unos clavados, el agua estaba increiblemente transparente y con un azul que nunca había visto en un cenote, y como vas! El agua estaba riquisima, los que no se bañaron por pnd…jooos! También nos dimos un “Taco de ojo”: Nos cayó de suerte que llegaron dos “Juereñas” de muy buen ver (En bikini, Papá!).

Despúes del riquisimo chapuzon, salimos y nos preparamos para ir al segundo cenote que quedaba a unos buenos kilómetros de distancia, todos se fueron adelantando, yo esperaba a Yorch-X mientras comíamos una bolsa de Xek de Jicama con chile y limón… Iniciamos la pedaleada para alcanzar a todos pero Yorch sintió unos calambres en las piernas y mejor nos fuimos caminando para que aminoren los dolores de parto que se le presentaron.

En el camino nos topamos con Paty, su esposo y su cuñado que ya se regresaban pues ya era hora, ellos siguieron los rieles hasta el pueblo de cuzama mientras Yorch y yo continuamos a pie hasta el cenote… Mientras me platicaba donde le pusieron sus uñas de acrílico, estan divinas!

Llegamos y algunos bikers ya se estaban vistiendo después de haberse bañado en este segundo cenote… Que al entrar fue algo espectacular con el agua igual de azul y tan transparente que se podía ver las piedras del fondo a pesar de tener varios metros de profundidad, tomamos varias fotos e iniciamos el retache.

Alli fue cuando Valdez nos comentó que la brecha que seguíamos al principio si era la correcta, nomas que falseo y nos fuimos por otro lado… Incluso regresamos por esa brecha y fuimos reconociendo los lugares donde ya habíamos pasado de ida.

Llegamos a carretera pero Israel y Alex tardaron en llegar por que Alex rompió cadena, cosa que ya es costumbre suya en cada rodada! …Debe estar pedaleando mal, los cambios no los está haciendo bien o ya de plano las cadenas vienen de muy mala calidad. Me comentan que alli se cruzaron con Paty y compañía que aun regresaban por otro camino.


Continuamos el camino y llegamos de nuevo al pueblo de Eknakan para tomar la siguiente brecha a Seyé, junto a la iglesia vi una buena escarpa y me animé a “dropearla”, lógico que cheque con mi vista de águila que no hubiera gente que se cruzara y que la caída no fuera tan peligrosa (No soy tan wey!)… Salio de maravilla aunque si había algo de piedras en la caída pero con mi gran técnica pude salir adelante, Jajajajaja Bueno pues, lo que vino a cagar el momento fue un lugareño que me regaño, según que porque en su pueblo hay ley, a lo que yo, con todo respeto lo mandé a chingar a su madreee!

En el camino a Seyé si le metimos algo más de huevos y el grupo se fue diseminando hasta llegar a un cruce donde paramos un buen rato a esperar a todos y faltaban dos, Alberto Roura e Hijo que si se les notaba ya el cansancio… Ni pex, le tuvimos que aplicar la de “él último no descansa” y continuamos hasta Seyé sin parar hasta los autos.

Esta fue una buenisima rodada tanto por lo bello de los cenotes, la ruta estaba de poca y el cotorreo ni que decir, fueron 45 Km. Totales aprox. Y terminamos como a la 1:30 PM más o menos, nos despedimos y mientras unos retornaban, otros nos fuimos a refrescar la garganta en un bar del lugar para después regresar a Mérida y… Tan tan!

Aqui les dejo las fotos de la rodada "En busca del Cenote Sagrado" FB de Dirt Riders MTB Merida y para rematar también les posteo este buen video que filmó Enrique Espinosa... Disfrutenlo con leche!
.