martes, 19 de julio de 2011

El Relato de Muna | 17.07.2011


Definitivamente ya hacía falta una buena ida a Muna, ir tan seguido le quita esa emoción y adrenalina característica, la última vez fue en mayo, y en esta ocasión se puso de pocasuputamadre pues ya extrañábamos esa sensación de ”a ver como paso, pero paso” y porque la vegetación estaba de un verde muy cabrón, una verdadera selva que hasta daba ganas de fumarsela toda!

Ya habiamos planeado ir a Muna desde hace 15 días, pero existía el pedo del transporte de las bicis que a última hora se solucionó gracias a que Memo llevó una troka... Nos reunimos en el lugar indicado y llegaron los que verdaderamente tenían ganas de irse a raspar el cuero, hay pretextos pendejos para no ir, pero el que se vuela la barda es este: Porque no me avisaron??? (No mameees!) Esta vez el elenco fue integrado por: Mike, Yorch-X, Memo, Lalito, Alonso, Jonathan y Yo… Ya en Muna nos alcanzó Osiris con Chepo. 

Salimos a Carretera poco más de las 7:00 AM… Y pos la cague porque iba conversando con el Yorch-X y equivocamos 2 veces el camino de salida a Muna, buena onda que el Mike y Memo nos avizaron sino ya nos estabamos enfilando para Campeche a saludar a los compitas!

 

En el camino a Yorch se le estrelló un ave en el parabrisas y hasta las plumitas quedaron embarradas, (Asesinooo!) llegamos a Muna y nos estacionamos para darle gusto al diente, todos estuvieron de acuerdo de que aquella cochinita pibil está para chuparse los dedos hasta de los pies, asi de sabrosa está!

Nos fletamos al mirador y mientras bajabamos las bicis se aparecio el Osiris y Chepo en su super Vocho, la neta fue un milagro que llegara el wey porque ya nos había dejado mal en otras ocasiones. Le encargue una parejita pa cuando nazcan sus cachorros! (Ya trae una panza de perra embarazada con todo y tetas chorreadas!).

Saludamos a Pedrito que es el propietario de dicho lugar y después de una breve plática con los novatos para que no se rompieran su mandarina en gajos, nos enfilamos al arrancadero! El lugar estaba húmedo como su puta madre y ni la llanta Michelin más chingona tendría el agarre suficiente para no patinar, los madrazos estuvieron al dos por uno, las piedras estaban mojadas y con verdin, la maleza ya ha cubierto todas las rampas y apenas se veían, pero se formó un camino natural en los bordes con unas curvas pronunciadas muy chidas.
.

Mike, Osiris, Chepo y Yorch se adelantaron, yo me quede con las nuevas y para cuidar a Lalito que no se rompa la madre porque sino después me la rompen a mi por su jefa.! Afortunadamente ya agarró un poco de experiencia con tanta cagoteada que le ando dando... Ya le gusta la mala vida!

Empezamos a bajar con los huevos en la garganta y les dije que mejor se bajen de la bici y recorran a pie las partes muy culeras… Asi hasta que llegamos a las primeras rampas donde encontré tirado los lentes del Yorch, ya después me enteré que se había dado un buen mandarriazo en ese lugar.

El Mike pasaba como cuchillo en mantequilla sobre la pinche selva, con ese maquinón que trae, la vida se le hizo mucho más fácil, ya que tiene una Cannondale Perp con un buen armado… Bajamos hasta abajo (A Huevo!) y una vez todos juntos iniciamos el ascenso a pedal y muchos dieron las nalgas, yo si me fleté hasta arriba conservando la cadencia, lento pero seguro!


Descansamos un rato, tomamos un brebaje de jugo de chaya y naranja que prepara el buen Pedro, otros tomaron agua de coco o limonada para recuperar líquidos y energía… Esta vez nos fuimos por la brecha pedregoza de la derecha, muy chingona pues tienes que hacer uso hasta de los músculos del escroto para mantener el equilibio y no partirte la madre.

Había lugares únicamente del ancho de la rueda y para pasar los pedales tenías que turnar su posición, con el suelo inclinado y a cierta velocidad esto se convertía en un verdadero reto… Con partes díficiles donde el terreno te exigía técnica y sobre todo desición, tenías que borrar de tu cerebro la frase “Me voy a caer” y atacar el obstáculo a velocidad, si vas rápido te patinabas y si vas lento se traba la rueda delantera en las piedras y te vas pa´bajo!  Cualquier movimiento en falso y te ibas a saludar a las hormigas, sino me creen preguntenle a Yorch-X que se la pasó aplanando nopales con su espalda (Waaay!).

Lo que le da el sabor al caldo del Mountain Bike es la Técnica… La técnica consiste en mantener el equilibrio y mover el cuerpo sobre la bici, saber cuando y cuanto frenar, el manejo anticipado de las velocidades para subidas, saber proporcionar tus energías durante el trayecto e incluso saber como poner las nachas a la hora de caer, porque seguro que te vas a caer! Y esto también es parte del aprendizaje. Todo va metido en una cajita de tu cerebro para utilizarlo en el momento que lo necesites, aplicando una a una o varias habilidades al mismo tiempo según sea la situación. Lógicamente no viene integrado en la “Cajita Feliz” del Mc Donalds, esto se adquiere con el debido adiestramiento y mucha practica! 

Ósea que, si te caes… Si, si eres un pendejo, pero un pendejo en proceso de aprendizaje! Así como me ven de chingón, no nací así, yo también me caí! (Ta´weno, tu... Toleteee!!!).


El Memo si que estaba en un verdadero pedo pues al muy perico no le dio tiempo de cambiar sus llantas y traía unas “Slicks” (Ruedas lisas de pavimento, pa los indiorantes!) y se andaba patinando cada dos metros!  (Era el piso mojado o se venia cagando?) Salimos de esa brecha hacía la carretera, por donde subimos otro tramo y cruzamos a la brecha del tensor que estaba en las mismas condiciones, llena de hierba que cerraba el camino en algunas partes, piedras mojadas, lodo y un poco de moscos.

Salimos a carretera de nuevo, pero esta vez bajamos al centro del pueblo de Muna donde agarramos una velocidad de 55 Km/h por la pendiente sin pedalearle, tomamos unos juguitos y agua… Allí pudimos admirar la calidad de las Munenses, (Si hay y buena!) La neta teníamos una mega hueva de subir a pedal asi que contratamos unos mototaxis.

 
No habían dado ni las 11 de la mañana y desidimos darle otra bajada por la “Brecha de la derecha” y de nuevo a la “Brecha del Tensor” para subir otra vez un tramo a pedal. Para ese tiempo el sol ya empezaba a rajar madres y casi todos ya habían besado el suelo, cotorreamos un rato en el mirador y nos preparamos para la última bajada por la brecha que llega hasta el pueblo. Esta vez nada más bajamos Mike, Lalito, Alonso, Jonathan y Yo, los demás fueron por nosotros al pueblo en los autos.

A Mike no lo volvi a ver hasta mero abajo, en el pueblo, pues salió disparado en su baika, yo andaba a velocidad media y sentí que mi bici tenía mucho mejor agarre pues le baje un poco el aire a las ruedas y la humedad del suelo era menor, eso me dio más confianza y le empecé a meter caña… Ya en terreno plano se me cayó la cadena y mientras la colocaba vi como Jonathan y Alonso venían rifándose a ver quien daba más volantines, (Jajajajaja!) a pesar de lo aparatoso de sus caídas nadie sufrió heridas de consideración, puesto que la maleza te servía de colchón!

 
 

Poquito mas de la una de la tarde nos enfilamos a los cenotes de San Antonio Mulix (Cacao) para comer algo y darnos un chapuzón, sino fuera por algunos inconvenientes en la comida, les podría decir que fue un domingazo fabuloso, gozándola chido con los cuates, en el deporte que nos apasiona y visitando lugares muy chingones.

Por cierto, mis adicciones sobre el facebook y la cerveza ya las controlé, aun así me tome dos chelas únicamente, las cuales me cayeron pesadas y me hicieron retomar mi total abstinencia de nuevo, así que cachorras, ni me las den para oler!

 
 

Otras particularidades de este viajecito fue que no pudimos pasar por las rampas pues como les comenté, la selva se las devoró y ni falta que hizo ya que son sólo una parte de la diversión, Muna será Muna con o sin rampas!

En carretera nos agarró una intensa lluvia con muy poca visibilidad, pero para nosotros se podía caer el cielo, ya estábamos satisfechos! Chéquense el chingo de fotos en el feis… Sale, hasta la next!

PD: Les recuerdo que no soy hijo de García Marquez y muy probablemente verán faltas de hortógrafia en los relatos, asi que están sujetas a revisión y les prometo no mentarles la madre si me corrigen! Salebai.