lunes, 2 de mayo de 2011

Relato - Rodada Chubas Puerto | 01.05.2011


A iniciativa de Huayo Reyes, planeamos ésta rodada desde hace más de un mes, aunque otros ya la habían hecho, nosotros (Dirt Riders) aún no, déjenme decirles que a pesar de ser una de las más cortas que hemos rodado, nos la pasamos de pocamadreee!!! Fíjense que ésta rodada la veníamos posponiendo, hasta realizarla en una fecha idónea donde muchos bikers puedan asistir, y así fue... Contamos con la presencia del "Club MTB Ecológico" comandado por "El Técnico" Manuel Casanova, su hijo Adrián, Delio entre otros. También fue Edgar Villagomez y Oscar con 2 invitados (Mario Valle y Shayne Steward de Canada). Así como un cuate (Jorge Canto) que nos contactó por medio de este chingonometrico blog y nos esperaba en el parque de Chuburná.

Es de muchos sabido, pero les comento que el 30 de Abril fue mi cumple y ésta rodada fue la mejor forma de festejarlo, por lo que agradezco la compañía de mis camaradas Dirt Riders: Mike, Yorch, Huayo, Lara, Russel, Pedro (Chuletas), Luis, Fernando (Pelon), y por su puesto a mi hijo Alan (Lalito).

Asimismo agradezco a todos los mensajes en el feis, del celular y los coyazos de felicitación... Nomas Oscar quedo pendiente de darme mi abrazo, que porque dice que se puede enamorar de mi y aún es muy pronto, que nomás y nos conociéramos mejor en alguna rodada nocturna... Huuuuuuuuuu!


Nos reunimos como habíamos quedado, en un lugar de Cordemex donde están construyendo un Hotel, con la finalidad que cualquiera que pase por alli pueda vernos y estacionarse. Cuando llegamos ya estaba Mike, Luis y El Técnico con sus camaradas, luego llegó Oscar y Edgar con sus cuates. Pensamos que llegarían más bikers, como Benjamin (Que al parecer estaba crudo!) y Osiris (Que ya está más frío que el Obama Bin Laden!), Pero ni sus luces! Otros como Daniel, se quedaron a ver la nonagésima sexta repetición de la pinche boda real que ya me tiene hasta la madre!... En vista de que nadie más se apareció, jalamos poray de las 7:00 AM.

Ya en la carretera a Progreso, paramos en el primer puente a cargar gasofia y la mayoría se fletó al Oxxo a comprar algo pa comer en el camino, compramos algo ligero y de fácil digestión para evitar que la "marmota" asome su cabecita a media rodada... El pedo es que da hambre muy pronto y si no tienes provisiones, te la pelas... Que eso fue precisamente lo que me pasó! Alli, en el Oxxo, saludamos a Gabriel Peniche que se iba a Progreso con Janet para hacer distancia en bici de ruta. Después le pisamos a la chancleta hasta Progreso / Chelem / Chuburná Pto.

Cuando llegamos a Chuburná, Lara nos dijo que había un wey en su bici, esperando en el parque... Pero no lo conocíamos, se trataba de Jorge Canto que ya tenía un chingo bronceándose allí sentado! Estacionamos, bajamos bicis, nos vestimos e iniciamos casi inmediatamente. Huayo ya había contactado al Lanchero (Horacio) para que apenas lleguemos nos cruce del otro lado del puerto de abrigo de "Chubas", déjenme aclararles que había un puente que se solía cruzar a pie y con las bicis a cuestas, pero la marea ya destruyó ese mentado puente y quedó más profundo, asi que mejor hicimos uso de ese transporte marítimo y dejamos unos varos apoyando a la economía local.


Nos organizamos y nos dividimos en dos partes, eran tantas las bicis que la lancha tuvo que dar dos vueltas, bueno tres... Porque a un pendejo se le olvidó su camelback por estar tomando fotos y regresamos por él, afortunadamente un pescador ya lo había guardado pa que no le dé el sol, pero nos lo devolvió y regresamos con las demás niñas que ya estaban ansiosas esperándonos. Agradezco la honradez ya que no faltó nada en el bultito.

Hagamos un paréntesis en el relato compañeros... Todas las personas tenemos algún tipo de inhibición, que con el paso del tiempo y la confianza con nuestros amigos o personas que nos rodean, algunos terminamos por vencer... Tales inhibiciones pueden ser debidas a algún factor de educación, edad, económico, social o yo no sé que putasmadres, pero lo que si estoy completamente convencido es de que el Yorch y Mike no tienen tales, y desde que los conozco gritan que son puñales a los cuatro vientos!!! Jajajajajaja Neta es un agasajo salir con ellos a rodar porque te la pasas cagándote de risa con sus ocurrencias... Pinches perras jariosas!


Una vez todos juntos del otro lado, iniciamos la rodada por unas vereditas de arena que por momentos se tornaban sinuosas con bajaditas y subiditas, con tramos donde la vegetación se cerraba y le daba esa emoción de no saber que hay más adelante... Hasta llegar a una zona pantanosa donde no podíamos rodar pues se hundían las llantas, así que mejor jalamos hacía la playa y rodamos unos 500 Mts en la orilla del mar, sobre un camino de conchitas que hacía muy difícil el pedaleo.

Por fin llegamos al cerrito y empezó la diversión!!! Allí estábamos de subida y de bajada, retándonos para subir el cerrito por completo, muchos lo intentamos pero parece que Mike fue el único que se lo subió “de cabo a rabo”, después de darle un buen rato nos dirigimos a una palapa con un muellecito.


Eramos los amos y señores de ese lugar, sin nada que diera indicios de civilización, arena fina y blanca, el mar con tonalidades de azul claro! Allí por donde se perdió Ludovico Peluche… Pues como va, fuera jerseys y playeras, los que tenemos una buena musculatura y los que no les da miedo mostrar sus miserias nos metimos a darnos un chapuzón en las aguas bajas y cristalinas de ese lugar.

La verdad ya hacía hambre y otros ya querían liberar a Willy allí mismo. Emprendimos el regreso… Poco antes de salir del tramo de pedaleo a la orilla del mar, Huayo, Lalito y Yo, alcanzamos a Mario que se le había roto la cadena pero no teníamos la herramienta para repararlo, allí comprobamos lo importante que es la comunicación por radio… Y también comprobamos que los que iban adelante eran unos hijos de su chingada madre, que no esperaron al grupo rezagado.

Por suerte había señal de celular y se pudo avisar, yo me adelanté con Lalito… En el camino vi regresar a Edgar y a Stewart, pero no tenían el troncha cadenas tampoco, pero SuperYorch venía al rescate!!! Yo me seguí de largo con Lalito e incluso nos pasamos del lugar de encuentro con la lancha, perdidos por unos minutos, reencontramos el camino justo cuando Mario, Huayo, Edgar y Steward llegaban. Ya el primer grupo estaba en el atracadero de salida y nosotros los alcanzamos en la segunda vuelta de la lancha, reunimos el dinero para pagarle a Horacio (El Lanchero) y pedaleamos para el centro de Chuburná.

La cosa iba bien, pero me di cuenta que todos pasaban junto a mí, menos Lalito… Regresé por él y resulta que se había perdido el wey, lo fui a encontrar casi al principio de la brecha, después de la buena cagoteada que le acomodé, seguimos solos el camino para alcanzar al grupo en el parque. Lalito ya estaba cansado, asoleado y con las baterías bajas así que pedaleaba lentamente, pero… No sé de donde chingados salieron dos perros que la dieron la correteada de su vida… Jajajajajajaja Hasta el turbo sacó, le salieron las últimas fuerzas de sus piernitas para que no lo alcancen los malditos perros malixes esos!


Llegamos a una tiendita y compramos unas revitalizantes Coca-Colas y unos Roles Glaseados para recuperar energías (Calorias a discresión!), dejé a Lalito allí sentado mientras regresaba por Yorch que había ido por nosotros pero se le perdió la brújula a mi estimado y termino perdiéndose también.

Huayo, Lara, Mike, Russel y Pedro regresaron por nosotros en la Cherokee pero ya estábamos cerca, para entonces el resto de nuestros queridísimos cuates se encontraban cómodamente instalados en un restaurant sin otra preocupación más que el grado de enfriamiento de las chelas! (Jijos de su Pepina Oruga!) ...A “Los Técnicos” no los volví a ver pues se regresaron a Mérida de inmediato.


Ni falta decirles que comimos de lo más rico, y no tan caro como creíamos… Corrieron por la mesa platos de ceviche mixto y pescado frito de primera. Les juro que ya no me cabía en la barriga ni un solo alfiler… Con las bebidas cada quien se mató sólo sin llegar a los excesos.

Nos despedimos de la banda de nuevo ingreso y emprendimos el regreso a Mérida sin ninguna prisa. Llegamos a buena hora que hasta chance nos dio de subir las fotos al feis en casa de Huayo! Definitivamente fue una rodada diferente, corta pero muy buena!


Entre las particularidades de esta rodada está el regreso del “Pelón” Fernando Salazar después de un largo lapso sin actividad y más cerdo que nunca!, incluso poray me enteré que le diagnosticaron altos niveles de colesterol y triglicéridos, por lo que lo veremos más seguido dándole al pedal… Siempre y cuando su vieja le dé permiso, claro!

Otro buen punto es que Russel no ponchó esta vez, Jajajajaja... Que ya era su costumbre en cada rodada, llegando a ponchar hasta en tres ocasiones en una misma salida, la razón es que le compró a Scarlett (Su Bici, asi la llama!) sus llantas y cámaras nuevas (Bicimotos está contigo!) por su segundo aniversario con ella!

Chéquense las fotos en mi feis (Eduardo Paredes o en Dirt Riders MTB Freeride). Para este fin de semana, sábado en la tarde, tenemos planeado hacer una rodada nocturna en la ruta de Konchem aunque no hemos desidido si regresamos por Sierra Papakal o por Chablekal, cosa que acordaremos en la reunión del miercoles en casa de Huayo. El Jueves ponemos el aviso aqui en el blog y en el Facebook.

Sale Cachorras, ai nos vermox!