jueves, 19 de mayo de 2011

Mayor respeto al Ciclista..!


Ciudad de México.- Reunidos con un solo fin y a vuelta de rueda, un grupo de aficionados al ciclismo en México se decidieron salir hoy a una de las principales calles de esta capital a buscar que tanto los automovilistas como las autoridades hagan de la bicicleta una alternativa de transporte en un acto llamado Marcha del Silencio.

A decir de Jesús Martín Gómez, en México se ha muerto unos mil 700 ciclistas debido a problemas viales, ya sea por el transporte público o por los conductores que no respetan a las personas que salen a las calles a disfrutar del ejercicio o hacer de la bicicleta su medio para ir al trabajo.

No son muchos, pero coinciden en usar la bicicleta y saben que estar en una de las grandes ciudades del mundo, representa un grave peligro, porque no hay cultura por el deporte ni mucho menos por el ciclismo urbano.

“Esto se hace en varias ciudades del mundo en este día, en México lo hacemos en el Distrito Federal y en Guadalajara, Jalisco, esperamos que en los próximos años se sumen más y hacer de esta manifestación un modelo para sentar las bases de una nueva cultura”, comentó Gómez, quien es uno de los organizadores del evento.

Los ciclistas se reunieron a un costado del Auditorio Nacional y pidieron a las autoridades apoyo para protección a los ciclistas urbanos, así como hacer que la bicicleta sea considerada como un medio de transporte.

Los participantes en la “Road Silence” salieron con rumbo al centro de la capital (Zócalo) para terminar con este acto.

“También es como un acto de reconciliación con aquellos que perdieron la vida en accidentes viales. No sólo se hace en México, sino en varias ciudades del mundo en donde el uso de la bicicleta comienza a formar parte de la vida cotidiana de sus habitantes”, comentó Gómez.

Una de las reuniones de reconocimiento es la que se realiza en España, principalmente en la ciudad de Palma de Mallorca, en donde cada año se dan cita aficionados al ciclismo y al final del trayecto de unos 45 minutos, declaman un poema en memoria de los muertos.

Pero también esta ruta se realiza en ciudades de Brasil, Chile, Australia, Chipre, Japón, Nueva Zelanda y Singapur.

“En México queremos tener seguridad para andar en bicicleta, no contamina y además ayuda a ejercitarse para mantener una mejor calidad de vida”, apuntó.

La “Road Silence” se realizó por primera vez en el 2003 gracias a la iniciativa de Chris Phelan, luego que el ciclista estadounidense Larry Schwartz muriera al ser golpeado por un espejo de un camión escolar.

Notimex
 
Tomado de Milenio (Sin Albur!) + Agradecemos a nuestro corresponsal "Ballón"