lunes, 6 de diciembre de 2010

Definición de Cross Country / XC


El ciclismo de montaña en su modalidad  de “Cross-Country”  es deporte olímpico desde Atlanta 96, conocido como XC por sus iniciales en inglés, se recorre distancias relativamente grandes, dependiendo de su categoría,  sobre circuitos de 7 u 8 kilómetros en diferentes terrenos, como subidas sobre veredas angostas, caminos de terracería, y bajadas más o menos peligrosas. A estos ciclistas le gusta el ejercicio aeróbico, son cuates muy “Correosos” y de fuertes piernas (No en volumen, pero si en resistencia) buscan ir lo más ligero posible y cada gramo que pueda eliminar de su bici será un logro, aun significando eliminar gran parte de sus recurso económicos en ello.

Las bicicletas más sofisticadas para cross country están hechas de titanio, fibra de carbón o de aluminios con aleaciones especiales; tienen suspensión solo en las rueda delantera y los componentes ultraligeros, llantas sin cámara y  ropa de lycra serán la obsesión de estos fanáticos ciclistas. Muchos “ruteros”, como se les conoce  a los ciclistas de ruta y pista, se han acercado a la montaña y aunque en principio no tiene la técnica necesaria para bajar a grandes velocidades en terrenos de “campo traviesa”, si tienen la resistencia para subir y recorrer muchos kilómetros sin inmutarse; el mejor ejemplo de esto es Lance Armstrong, que ha utilizado al Mountain Bike como preparación para el Tour de France.

Practicar e iniciarse en el ciclismo de montaña no es difícil si se cuenta con el equipo básico para ello y que es: una bicicleta en buen estado mecánico, casco y guantes, además de alguna herramienta y refacciones esenciales como lo son: una cámara de repuesto, parches, troza-cadenas y llaves allen, que de nada servirán si no se tiene noción de cómo se utilizan, aunque siempre encontrarás en el camino a algún buen samaritano que te pueda echar la mano.

En general el ciclista de montaña tiene un gran respeto a la naturaleza y realmente disfruta estar en el campo respirando aire fresco por lo que su conciencia es ecológica y siempre seguirá estas sencillas normas:
  • Siempre usará senderos marcados, es decir no meterá su bici donde no halla camino y en general procurará no dejar huellas.
  • Controlará siempre su bici y no derrapará sus ruedas innecesariamente para evitar la erosión de los caminos.
  • NO asustará a los animales.
  • Cederá el paso a animales, caminantes, jinetes y a ciclistas que vengan ascendiendo.
  • Planeará sus salidas con anticipación previendo cambios de clima y emergencias.