miércoles, 17 de junio de 2009

Atención a un Accidentado

Aqui les tengo estos consejos a seguir para la atención de un ciclista accidentado, que esta ad-hoc con lo que le pasó al Mike... Aunque nosotros nos guiamos más bien de que: "¡Si respira y se mueve es que está vivo!!!" El problema es que no siempre se cuenta con un vehículo para transportar al camarada en desgracia hacia un hospital cercano.
.
Trata de seguir estos consejos en medida del accidente:
.
Mantener al herido en posición horizontal, cabeza a nivel del cuerpo (salvo si hay náuseas y/o vómitos)... Si es guacara botanera mucho peor, ya que se puede ahogar con ella!

No abandonar al accidentado nunca. (Aparte que se siente bien culero estar sólo, acuerdense que tal da su tanda de chelas el condenado!)

No suministrarle líquidos ni alimentos. (Esto lo dejamos a consideración y al grado del putazo... Ya que un poco de agua fresca bien que reanima!).

Actuar con tranquilidad frente al accidentado. (No te pongas histerica, perra!)

Pedir ayuda médica de inmediato, ya sea a través del teléfono o de algún transeúnte que pueda dar aviso a algún servicio de urgencia.

No moverlo si no es necesario. No le saques el casco!... (Aunque este es el primero que se lo safa ya que es sofocante en el caso de casco cerrado).

Interroga al herido para saber si tiene enfermedades crónicas, alergias a medicamentos u otros datos de interés médico y trata de evaluar su nivel de conciencia con preguntas generales (fecha, día de nacimiento, como se llaman sus hemanas? su clave de número de cuenta? cuanto le debes? Etc.).

También habla con los testigos para saber cómo ocurrió el accidente. (Aunque de sobra nosotros sus compañeros ya sabemos como y porque le paso al wey!)

Si no tienes conocimientos de primeros auxilios encárgate de llamar por ayuda o dirigir el tránsito para evitar otro accidente.

Hay muchas formas de colaborar sin entorpecer la labor de los que pueden ayudar al herido. (No te arremolines junto al accidentado... Osea si no ayudas, no jodas!)

Presta los primeros auxilios sólo si tienes los conocimientos para ello. A veces por intentar ayudar sin saber podemos hace todo lo contrario. (Eso que ni que!).
.
Artículo remasterizado, tomado de: Rodadas de Huevos