martes, 20 de febrero de 2018

Superó los 167 km por hora en bicicleta y estableció un nuevo récord mundial


El austríaco Max Stöckl logró la hazaña en una mountain bike al descender de una montaña que se encuentra a 3.972 metros de altura en el desierto de Atacama, Chile.

A los 42 años Max Stöckl quería batir su propio récord: descender por una montaña de grava con una mountain bike de serie. La marca la había logrado en 2011 cuando bajó por el volcán del Cerro Negro en Nicaragua a 164,95 km/h. Sin embargo, en su última presentación logró batir sus propios números.

Stöckl y su equipo de seis hombres decidieron ir al desierto de Atacama. Un lugar inhóspito, donde sólo hay piedras y cantos rodados. "Con el descenso de Nicaragua no me divertí todo lo que quería, no fue un gran reto. Cuando regresé a casa empecé a buscar otra montaña para tirarme y la encontramos en Chile", dijo con entusiasmo.

El atleta austríaco eligió un desierto con una montaña que se encuentra a 3.972 metros de altura, en el que hay un desnivel de 45 grados. Desde el comienzo hasta el final la distancia era de 1.200 metros. Además, este lugar era ideal por la poca resistencia al viento.

Max utilizó un traje especial con airbag, similar al que emplean los corredores de esquí y los saltadores. El casco lo fabricó él mismo y la bicicleta fue una Mondraker de descenso, a la que no se le añadió ni quitó nada para hacerla más rápida.

Stöckl probó el descenso ocho veces para encontrar la línea ideal y ver qué velocidad podría alcanzar para así batir el récord del mundo. "Cuando vas rodando a más de 160 kilómetros por hora se requiere de un esfuerzo enorme. Esta fuerza tiene un gran impacto en la bici y en todo el cuerpo", relató.

En el intento se registró una velocidad de 167,6 km/h, por lo que se batió el récord anterior. Para ello Max necesitó 11 segundos y 650 metros.  No mal para alguien que no es considerado como un atleta profesional.

"Estoy exhausto, a pesar de que sólo fueron 20 segundos. No puedo expresar mis sentimientos. Verte en la cumbre, mirar hacia abajo y sentir la adrenalina es un momento inolvidable", concluyó.

Cuál es la mejor temperatura para montar en bici?


"Científicos franceses estudiaron los resultados de seis maratones (París, Londres, Berlín, Nueva York, Boston y Chicago) entre 2001 y 2010. Cruzaron los datos de cerca de 1,8 millones de finishers (para los profanos en la materia: los valientes que cruzan la meta con 42 kilómetros en cada pierna) y la conclusión fue que la temperatura óptima para correr en hombres es de 6,2ºC y 9,9ºC para mujeres", explica Alfonso Salguero Del Valle, profesor en la Facultad de Educación Física y del Deporte de la Universidad de León y corredor popular de 7 maratones (con una envidiable marca de 2h 38’).

Los hombres tienen peor resistencia al calor ¿Por qué a ellas les afecta menos el calor? "Tienen una ratio más favorable entre su superficie corporal y la masa corporal (suelen tener menos masa muscular) y corren algo más lentas, por lo que su calentamiento es menor".

La temperatura para la bicicleta es más alta, se sitúa entre los 12 y 21 grados

Ahora bien, ese mismo estudio galo señala que los corredores de élite, esos que se meriendan un maratón en poco más de dos horas, lograban sus mejores registros en días con tan solo 3,83ºC. Lo que vulgarmente llamamos con frío pelón. ¿La razón? "Al ir más rápido, sus cuerpos generan más calor. Todo lo que sea correr con temperaturas bajas, favorece la refrigeración y mejora su rendimiento en carrera". De ahí que mientras ellos dan zancadas en pantalón corto y tirantes, el público aparezca embozado y con semblante medio congelado.

"Pensemos que al correr la sensación térmica se incrementa entre 5ºC y 15ºC. Aunque el termómetro no supere los 4ºC, para esos fondistas ultrarrápidos la sensación térmica es casi de 20ºC. O sea, temperatura primaveral". Quéjese usted ahora de que hace frío y no aprecie la oportunidad que le da el frío polar de convertirse en el rey de Strava, la red social favorita de los corredores y ciclistas.

"Por cierto, la temperatura idónea para rodar en bicicleta se sitúa entre los 12ºC y 21ºC. Este desplazamiento hacia una situación más templada se debe a que pedaleando se alcanza una mayor velocidad. Mientras corredor popular medio entrenando irá a una velocidad media de 12 o 14 km/h, un ciclista normal va a 30-40km/h. Al ir más rápido, la sensación de frío es mayor".

Un solo grado es capaz de marcar una diferencia en el cronómetro
Ahora imagine que sale a entrenar antes de que amanezca y termina bajo un sol radiante. Tal vez agradezca esos rayos del astro rey, pero puede que sin darse cuenta haya perdido fuelle. "Un mero aumento de 1ºC hace perder un 0,03% del ritmo total. Así que si en vez de correr a la temperatura exterior óptima de 6,2ºC lo hacemos a 15ºC o 20ºC los resultados serán peores. Esto es, que alguien que haga su mejor kilómetro a 4’20”, puede que con el aumento de la temperatura no pueda bajar de 4’25” o 4’30”, por poner un ejemplo. Y eso, en una carrera de fondo, como el maratón, suponen muchos minutos de diferencia”.

Tampoco es bueno demasiado frío
¿Y el frío? Ojo, porque correr en ambientes gélidos también reduce el rendimiento. En román paladín, los músculos no terminan de entrar bien en calor y se corre más despacio. Por poner un ejemplo, en la Media Maratón de la Hipotermia celebrada en Calgary en 2017 el primer clasificado tardó 1h 23’32” en recorrer los 21 kilómetros helados. Claro que el mercurio por aquellos lares no pasa de los -18ºC, normalmente con algo de ventisca que deja una invernal sensación de hasta -26ºC. Más que una carrera es una prueba de supervivencia.

No se apure si en su hora de trote por el parque en la maseta castellana con varios grados bajo cero sus registros son poco memorables. Ya vendrán tiempos mejores. O algo más templados. Fíjese que en otras medias maratones en latitudes menos gélidas los tiempos también mejoran. El record masculino actual sobre asfalto en medio maratón (logrado en Lisboa) está en 58’23” para hombres. Algo más, 1h 04’52”, en el caso de las corredoras femeninas.

Si vamos a salir a entrenar una hora por el parque en invierno lo adecuado es ir aumentando el ritmo de forma progresiva.

Con temperaturas muy bajas hay que calentar más hasta lograr que los músculos alcancen la esponjosidad necesaria para fluir con normalidad. Es como el bote de kétchup recién sacado de la nevera: hasta que no coge temperatura hay que golpearlo para que salga porque se queda apelmazado. Si vamos a salir a entrenar una hora por el parque en invierno lo adecuado es ir aumentando el ritmo de forma progresiva. En caso de hacer series, en las que se corre a tope durante breves espacios de tiempo y se para a continuación recuperar, es muy posible que los tiempos no salgan tan bien como en días de más calor.

Esas temperaturas óptimas estarán además condicionadas por otros factores ambientales como el viento, la humedad o la presión barométrica que van a modificar la percepción y el cambio fisiológico. Sin olvidar que la velocidad del deportista influye en la percepción de la temperatura exterior. En otras palabras, si usted no tiene registros de atleta olímpico abríguese bien, sea prudente y no busque heroicidades con la excusa del frío.

lunes, 19 de febrero de 2018

Un mexicano desde Alaska a la Patagonia


Se dice que lo importante es el viaje y no necesariamente el destino. Y el nuevo récord de Carlos Santamaría de San Luis Potosí, México demuestra cuanta verdad hay en este dicho.

En su increíble viaje por 14 países Santamaría desafió montañas nevadas, calor desértico y animales salvajes.  Al final logró recorrer la carretera panamericana en bicicleta en el menor tiempo de la historia: 117 días y 5 horas.

La carretera panamericana es una ruta que se extiende por más de 25,000 kilómetros desde Prudhoe Bay, Alaska hasta Ushuaia, Argentina en la Patagonia.    

Antes de embarcar en el viaje, se preparó durante cinco años. Incluso con tantos años de preparación, Santamaría no estaba seguro que pudiera llegar hasta Ushuaia.  

“Las primeras dos semanas son muy difíciles porque te das cuenta que todo el entrenamiento no te prepara para los cambios climáticos como la lluvia, la nieve, el aire que no deja avanzar y para circunstancias adversas. Pensé que no estaba listo; cuando estás en Prudhoe Bay te sientes muy pequeño para la aventura.”  

La familia de Santamaría le acompañó en la primera parte de su viaje hasta que llegara a Panamá. En conformidad con el reglamento de este récord, viajó en avión desde la Ciudad de Panamá hasta Cartagena, Colombia, sobre la región del Darién que se interrumpe la carretera. Siguió su viaje por Sudamérica sin compañía, quedándose en hoteles en la ruta.  

Durante su viaje, Santamaría comía comida típica de cada región. “En Centroamérica la base de la dieta fue arroz, frijol y plátano frito ya que en esta parte era más fácil consumir la comida local. En Sudamérica en Colombia me encantaba tomar agua de panela y recuerdo que en Perú comía mariscos y en Argentina demasiado salami.”  
  
Santamaría utilizó una bicicleta Felt V85 y tuvo que cambiar la cadena 7 veces en el viaje.   

Durante su viaje, Santamaría comía comida típica de cada región. “En Centroamérica la base de la dieta fue arroz, frijol y plátano frito ya que en esta parte era más fácil consumir la comida local. En Sudamérica en Colombia me encantaba tomar agua de panela y recuerdo que en Perú comía mariscos y en Argentina demasiado salami.”   

Además de ver bisoños y un oso en la ruta, fue la primera vez que Santamaría había visto la nieve en su vida. “En un principio me emocioné,” dijo Santamaría, “pero el problema fue que no tenía la ropa necesaria para este clima… así que tuve que improvisar con la ropa que tenía.”  

Un reto inesperado de su viaje fue sacar todos los diferentes tipos de moneda en cada uno de los 17 países que cruzó. En algunos países Santamaría intentó usar muchos cajeros para encontrar uno que aceptara su tarjeta.   

El récord anterior perteneció al ciclista inglés Scott Napier quién recorrió la carretera en 125 días en 2009.   

Guinness World Records reconoce muchos otros récords de viajes en bicicleta. Mark Beaumont (Reino Unido), quien tiene el récord por el viaje más rápido por Africa, viajó desde Cairo a Ciudad del Cabo en 41 días, 10 horas y 22 minutos. En 1999 Phil y Louis Stambrook hicieron el mayor viaje en una bicicleta tándem, cubriendo 38,143 kilometros en casi 3 años. 

Rodada Nocturna BIKESTORE | La de siempre a IXIL


La presente es una cordial invitación a todos los ciclistas de MTB a participar en la siguiente rodada nocturna que algunos conocen como "La de siempre" y se caracteriza por tener varios tipos de terreno técnicos y rápidos donde sólo encontrarás diversión a cada pedaleada.

Inscripciones en Bikestore | Se rifará entre los ciclistas inscritos, una lámpara Bontrager Modelo ION 350R 

Ruta: Mérida - Temozón - Hda. Cantoyna - Chixchulub Pueblo - Ixil - Conkal - Chablekal - Temozon - Merida.

Fecha: Sábado 24 Febrero 2018

Hora de Reunion: 5:30 PM

Hora de Salida: 6:00 PM 

Nivel: Medio y Avanzado 

Tipo de Terreno: Terracería, Singletrack, Empedrado y Pavimento.

Distancia: 50 Km. en total aprox.

Lugar de Reunion: Bikestore Plaza Palmeras, Calle 30 No. 339 x 43 y 45, Local 7, San Ramón Nte, 97116 Mérida, Yuc.

Recomendaciones: Bicis al 100%, llevar iluminación delantera y trasera, suficiente hidratación, Casco, Guantes, 2 cámaras de repuesto, Multi-herramienta, Dinero, Celular, Etc.

Nota: Trataremos de que el grupo permanezca junto siempre, haremos breves descansos en cada población, Los adelantados deben esperar al grupo atrasado en cada punto importante, Se recomienda ser puntual a la hora de la salida.

domingo, 18 de febrero de 2018

6 conocimiento técnicos que te ayudarán a ser todo un experto sobre la Bicicleta


1.- Mantener una línea recta
Ya sea en una carretera tranquila, o en una carrera, siempre mirar por encima del hombro antes de girar de un lado de la carretera al otro. Antes de trazar una curva , siempre revise el punto ciego , sobre todo en una carrera desde el ruido creado por los compañeros ciclistas no siempre es suficiente para que le avise de su presencia.

2.- El frenado
A pesar del coro de madres interesadas que enseñan a sus hijos a no utilizar el freno delantero , para no dar la vuelta sobre sus manillares, resulta que es usando principalmente en el freno delantero el mejor modo de frenar la bicicleta. Es mucho más poderoso que el trasero. No tenga miedo de apretar el freno delantero con un poco de gusto, pero, al igual que las madres dicen, no se vuelvan locos. Cuando frenamos el peso del ciclista tiende a pivotar hacia la parte delantera. Al igual que en un coche la forma más eficiente de frenar es usando el sistema delantero. El freno trasero debe entrar en funcionamiento unos instantes después y su misión es la de estabilizar la bicicleta durante la maniobra. Lo que se debe evitar en todo momento es que la rueda delantera se bloquee. Es esta una habilidad que se aprende con el tiempo, ya que en ella intervienen muchos factores, como el tipo de neumático, el agarre de la carretera, peso del ciclista y la eficiencia del sistema de frenado. Al frenar Los neumáticos tienen una cantidad limitada de tracción que puede ser utilizada para tomar una curva, acelerar o frenar. Así que, si tienes que frenar mientras estás en plena curva, menos tracción dejamos para poder quedarnos adheridos a la carretera. Por tal motivo es importante que ajustemos la velocidad con una frenada antes de entrar en la curva. Soltar los frenos en plena curva nos da adherencia suplementaria para su trazado, permitiendo entrar y salir de la curva más rápidamente, más seguros y con más confianza.

3.- Control en las curvas
La posición del cuerpo y el equilibrio de peso en la bicicleta tienen un gran impacto sobre el equilibrio, la estabilidad y la tracción en las curvas. Para crear una base sólida, gire el pedal exterior a la posición más baja y presionar con fuerza a través de él con el pie. Use su mano dentro de inclinar la bici hacia la esquina presionando hacia abajo del manillar. En lugar de ver a su rueda delantera, mire hacia 5 a 10 metros de la curva. La bici va a seguir su línea de visión. Si usted monta una bicicleta de carretera, inclinarse en plena curva le proporciona mayor adherencia a la hora de tener que usar las palancas de freno y un mejor equilibrio de pesos entre las dos ruedas. Dicho de una forma básica, es importante que el trazado de curvas se haga en la posición baja del manillar. Des esta forma conseguimos un centro de gravedad más bajo y amoldable a las circunstancias que nos proponga la trazada.

4.- El afilador (Enllantarse)
Al ir con otras personas en grupo, debemos evitar que nuestra rueda delantera esté parcialmente solapada con la trasera del compañero que va delante. De esta manera evitaremos que un cambio en la trazada del compañero pueda poner en peligro nuestra dirección, y por ende, nuestro equilibrio. El corredor que va delante probablemente no sabe que estás ahí y te puede tirar al suelo, incluso con un golpe suave en nuestra rueda delantera. En el argot ciclista, a esta situación se la conoce como “el afilador”, en clara alusión a los antiguos profesionales que iban (está en clara desaparición) por las calles sacando filo a las herramientas oportunas.

5.- Reducir marchas antes de apearse
Reduzca a un engranaje más fácil (corto) antes de perder velocidad o parar (ya sea por un semáforo en rojo o un puesto de primeros auxilios). De este modo la bici queda engranada con una marcha más adecuada para el reinicio de la marcha.

6.- Agarrar el termo o bidón de agua
Aprenda a alcanzar sus botellas de agua sin quitar la vista del camino . Incluso un pequeño descanso en la concentración puede hacer que su bicicleta a desviarse de forma errática, por lo que practicar tirando una botella sin mirar hacia abajo. Esta última es una habilidad que le puede evitar más de un susto en carreteras con tráfico o incluso en aquellas donde las cunetas sean amenazadoras. En alguna ocasión debo reconocer que he pasado algún que otro apuro al intentar sacar la segunda botella, la que hay en el tubo vertical del sillín al pedalier.

Visto en | http://www.ropa-ciclismo.com

10 Tips para bajar de peso con el ciclismo


1.- Haz un Plan
Haga un plan de entrenamiento y un plan de comidas y cumpla con él. Un plan de entrenamiento puede ser tan simple como viajar a trabajar 3 días a la semana o tan difícil como montar 320 Km a la semana. Cualquiera que sea el plan es hacerlo razonablemente alcanzable. En otras palabras, no haga el plan demasiado difícil o demasiado fácil. Si el plan es demasiado difícil lo abandonarás enseguida y si lo haces demasiado fácil entonces no verás los beneficios que podemos esperar. Igualmente que si realizamos hacer un plan de comidas aumentará significativamente sus probabilidades de perder peso con el ejercicio de la bicicleta.

2.- Come correctamente antes de la salida
No intente morirse de hambre antes de salir a dar un paseo porque necesita bajar 20 libras en la próxima semana. El ayuno a largo plazo puede realmente disminuir su metabolismo para conservar la energía valiosa y, finalmente, comenzar a comer lejos en sus músculos, así como la grasa. En su lugar, comer pequeños bocadillos mientras montas para saciar su apetito y mantener su metabolismo funcionando a toda velocidad.

3.-Come Alimentos Naturales 
Cuando estamos entrenando, viajando o simplemente montando por diversión, intentar y comer alimentos naturales tan a menudo como sea posible y guardar las barritas energéticas para cuando estamos en una carrera o competición ciclista.

4.- Las subidas son tus amigas
Si subimos cuestas o colinas, la energía que quemamos en esta situación es mucho mayor que cuando lo hacemos en llano. Esto hará que usemos algunas calorías extras y te ayudará a alcanzar tus metas de pérdida de peso en bicicleta rápidamente.

5.- Ponte cómodo
Ponte lo más cómodo posible; disfrutar del paseo significa que tendrás más probabilidades de mantenerse al día con una rutina y menos propensos a tomar querer saltarte una buena salida. Utiliza la ropa y accesorios de ciclismo que hagan de tu salida un mayor disfrute.

6.- Come adecuadamente mientras pedaleas
Si no comes apropiadamente mientras montas en bicicleta, volverás hambriento a casa y será más probable que comamos en exceso y hacer que nos atraquemos y perdamos de una atacada todo el progreso conseguido.

7.- Come correctamente después de una salida
Una proporción 4:1 de carbohidratos a la proteína es una directriz general para la recuperación eficiente de la energía tras la salida en bici. Al preparar nuestra comida o merienda ayudamos a repostar, apunta a esta proporción de 4:1 combinando diferentes opciones de comida.

8.- Seleccione bebidas electrolíticas
Gatorade o bebidas energéticas no siempre son la mejor opción. En cambio, si vas a dar un paseo de dos horas, seleccionar una bebida basada en electrolitos.

9.- Reducir las bebidas
Ya sea cerveza, bebidas refrescos azucarados o un café, tratar de reducir el exceso de bebidas con mucho azúcar. Mejor toma bebidas que tú preparas en tu hogar, ya que sabrás en todo momento lo que estás tomando. En los planes de bajada de peso, el azúcar es nuestro enemigo. O mejor, trata de tomar el azúcar en los momentos y lugares que no están en sintonía con tu plan de pérdida de grasa. Puedes tomar ese té que tanto te gusta, pero… ¿Qué tal si lo tomamos con poca azúcar? Tampoco es recomendable tomar todo con edulcorantes artificiales. Como bien dice su nombre, se trata de “azúcar artificial” que es de todo menos saludable. En su lugar, mejor tomarlo con menos cucharadas de azúcar.

10.- Sal en tu bici y haz tu ciclismo más difícil, más rápido o más largo
¿Quiera perder más peso mientras practicas ciclismo? Aumentar todos y cada uno de los factores: al aumentar el volumen, la duración o la intensidad de su recorrido normal, gastará calorías adicionales sin necesidad de usar más recursos. El método perfecto para mí, sería aquel en el que conseguimos nuestros objetivos con la menor dedicación posible. La dificultad de un ejercicio se puede hacer a base de realizar una rutina de ejercicios en la que aumentamos la intensidad a base de realizar una salida más complicada (subidas), más larga (mayor volumen), o más intensa. Es importante que comamos adecuadamente, no necesariamente menos. Si nuestra ingesta no es adecuada, la vitalidad y la fuerza que desarrolla nuestro organismo, será menor y por supuesto, peor. Es por ello que una menor energía vital, hará que nuestras salidas no puedan ser más difíciles, más largas o más intensas. Es así de simple.

El ciclismo es un gran deporte si quieres perder peso. Recuerde que como dijimos al principio de este artículos, toma alrededor de 7.00 calorías por cada kilogramos de peso que queramos perder. Si haces todo lo posible para poner en una hora de ciclismo más todos los días, llegará a sus objetivos de pérdida de peso más pronto que tarde.

sábado, 17 de febrero de 2018

5 Consejos para que las subidas en bici no sean un calvario


¿Eres de los que en las subidas siente que tus piernas pueden salir ardiendo en cualquier momento? esto no debería suceder si mantenemos unas pautas básicas. La mayoría de veces esta desagradable sensación surge por pedirle demasiado a nuestro cuerpo en muy poco tiempo. Es decir, intentamos poner nuestra maquinaria a tope sin apenas haber calentado antes. Con las pulsaciones bajas y las piernas frescas es fácil que comencemos a subir a una intensidad muy por encima de nuestro nivel, lo que provocará que nuestro organismo genere mucho más lactato del que puede filtrar. Llegados a este punto nuestras piernas estarán al rojo vivo y reducir la velocidad a paso de tortuga no aliviará tu dolor. Aquí van algunos consejos para que las subidas sean más rápidas y divertidas.

1.- Cambia el desarrollo
Parece obvio, sin embargo muchos ciclistas comienzan las subidas moviendo un gran desarrollo debido a la sensación de frescura en sus piernas. Cuando se mueve un gran desarrollo las piernas tienen que acudir a las fibras de contracción rápida, que absorben la energía mucho antes que las fibras de contracción lenta o de resistencia. Estas crean una gran cantidad de lactato y la fatiga aparece mucho antes.

Debes encontrar un desarrollo que te permita pedalear a una cadencia minima de 70 rpm. Si la subida se endurece debes seguir desplazándote por los cambios para mantener ese rango de cadencia.

2.- Utiliza tu core
Vas a llegar a la cima más rápido y evitarás la fatiga si utilizas en las subidas algo mas que tus piernas. Dobla los codos, presiona tu espalda, baja el torso y tira a través de tu core para poner mas energía en cada pedalada sin hacer sufrir en exceso tus piernas, así evitarás generra más lactato.

El core o núcleo es el área que engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda. Lo componen los oblicuos, recto abdominal, suelo pélvico, el diafragma, el multifidus y el músculo más importante de todos: el músculo transverso abdominal. Sería algo así como el corset de nuestro cuerpo que, entre otras funciones, protege los órganos. Es el centro de gravedad del cuerpo, hace de enlace entre el tren inferior y el tren superior y, por tanto, resulta clave para desarrollar el equilibrio, la estabilidad y la coordinación.

3.- Permanece sentado el mayor tiempo posible
Ponerte de pie para estirar las piernas esta bien. Pero mantenerte de pie todo el tiempo hará que las pulsaciones suban y con ellas el gasto energético. Nuestro cuerpo necesita un 10 % mas de energía para pedalear de pie, así que reservate esa posición para los tramos más duros de la subida. 

4.- Cambia de posición
Si aún haciendo las cosas bien y respetando los tiempos de calentamiento sigues sufriendo demasiado dolor en las piernas, puede que la solución pase por cambiar la posición del sillín. Un sillín demasiado adelantado provocará que la zona de apalancamiento haga mas fuerza en los glúteos. En este caso es necesario ajustar el sillín para aprovechar la fuerza de los glúteos y no fatigar nuestras piernas en la primera dura subida.

5.- Habla durante la subida
La mejor manera de saber que estás subiendo dentro de tu umbral de resistencia es intentar hablar a la vez que sigues dando pedales en mitad de la subida. Todo el mundo podrá hablar con frases cortas e incluso pedir ayuda, pero no se trata de eso, se trara de mantener una conversación. Si por el contrario tu respiración se entrecorta después de cada palabra está claro que vas demasiado duro. Obviamente si lo que pretendes es subir en el menor tiempo posible, olvídate de hablar.

La Pájara: Bajada de glucosa repentina o agotamiento de reservas de energía


La pájara es un término unido al ciclismo casi desde que se inventó. Todos los que alguna vez se han subido a una bici o les gusta seguir el ciclismo lo han oído, e incluso más de uno nos hemos echado unas risas al pronunciar el término. Pero cuando sientes una pájara en tu propio cuerpo se te quitan las ganas de reír de inmediato -en según que condiciones puede resultar muy peligrosa-. Vamos a ver de que se trata y cómo evitarla.

Pero la pájara, ¿no es la mujer del pájaro?
Pues sí, seguramente se llame así a la mujer del pájaro pero en el ámbito deportivo tiene otro significado. La pájara es una respuesta fisiológica de nuestro cuerpo ante una bajada de glucosa repentina o un agotamiento de nuestras reservas de energía. Si no estamos atentos a nuestra hidratación y nutrición sobre la bici, la pájara llega sin avisar y nos provoca una terrible sensación de cansancio. No tenemos fuerzas para seguir pedaleando, tenemos malestar general, nuestra cabeza está un poco aturdida e incluso comienza la hipotermia.

Este se debe a, cómo decíamos, que la glucosa desciende de manera notable y repentina de nuestra sangre, y para protegerse, nuestro cerebro nos obliga a parar. El cerebro requiere gran cantidad de glucosa y si interpreta que hay poca en el organismo, manda señales para evitar que otros órganos o músculos consuman la que hay. Así que es nuestro cerebro el encargado de enviarnos las famosas pájaras cuando no somos nosotros mismos capaces de interpretar nuestras necesidades.

Qué hacer en caso de pájara y cómo evitarla
A los primeros síntomas de que algo no va bien en nosotros lo mejor es pararnos, buscar una sombra -si es verano el calor puede acusar los síntomas- e hidratarnos y comer alimentos ricos en hidratos y glucosa como frutas, barritas, frutos secos, gominolas, geles, etc... -aquí te damos algunos consejos para tomar correctamente los geles- Si todo va bien pronto comenzarás a recuperarte y será cuando tus compañeros se rían del bajonazo que te ha dado.

Aún así, sería prudencial que después de una pájara bajásemos un poco la intensidad e intentáramos descansar lo antes posible. Ahora bien, para evitar que esto nos suceda lo importante es alimentarnos correctamente antes de una salida o carrera y en ruta tener una alimentación e hidratación constante. Lo ideal sería que cada 30 o 40 minutos fuéramos reponiendo hidratos y glucosa de manera continua. Lo podemos hacer mediante pequeños bocados de barrita, con geles o como mejor nos siente. Una buena alarma que nos dice que no estamos haciendo las cosas bien es la sensación de hambre y de sed, tenemos que evitar que aparezca. En el momento que tenemos sed o hambre, nuestro organismo ya se encuentra deshidratado o falto de algún nutriente. Por eso importante ir bebiendo y comiendo aunque no tengamos necesidad aparente, de esta forma evitaremos males mayores.

Visto en | https://www.brujulabike.com

Equipos electrónicos para el ciclismo


En el mundo del ciclismo, sobre todo si se practica profesionalmente, la utilización de estos tipos de equipos es imprescindible y necesaria durante la ruta, recorrido o entrenamiento, además de que todos ellos son adaptados a un tamaño confortable y adaptable a tu muñeca. 

Sensores:
Este equipo en particular se caracteriza por medir la cadencia, lo que se refiere a la medición de las revoluciones o pedaleos por minutos, el numero promedio estable para los ciclistas es 90rpm, y al mismo tiempo también se encarga de calcular la velocidad alcanzada mediante se está en movimiento con la bicicleta.

Pulsometros:
Podría decirse que este es el aparato mayormente utilizado por los ciclistas, y el entrenamiento arduo por zona de frecuencia cardíaca ha revolucionado en el mundo del deporte, especialmente en actividades de resistencia como lo es el ciclismo. Anteriormente, estos equipos eran cintas pectorales por lo que a las personas le resultaba un poco incomodas de utilizar. Sin embargo, hoy en día se han rediseñados y adaptados a tu tamaño mucho más pequeños para poder utilizarlos en la muñeca.

Relojes y monitores:
Para mejorar tu rendimiento, agilidad y velocidad estos equipos son ideales para comenzar a implementarlos en tus rutinas y ejercicios de ciclismo, esta es una opción ideal para poder determinar el progreso de tu entrenamiento. Estos equipos son súper cómodos y versátiles  ya que particularmente cuentan con un reloj GPS y pulsometro para monitorizar tu actividad mientras estás en la bicicleta.

Todos estos equipos se relacionan, inclusive se pueden encontrar varios de ellos en uno mismo, brindándole al ciclista la facilidad de mantener el control toda actividad y entrenamiento que esté realizando durante la práctica de ciclismo. Estos productos son mayormente seleccionados por aquellos que toman el ciclismo como deporte, o lo practican profesionalmente, ya que el entrenamiento y capacitación son puntos clave y esenciales para poder adaptarse a la velocidad que el ciclismo requiere, además, de poder aprender a como ir equilibrando la estabilidad física con este deporte, de manera que se pueda ir incrementando la dificultad en la práctica y poder subir de nivel.

Fomentar el ciclismo urbano: bueno para la salud


Por Ivonne Sánchéz
Impulsar el ciclismo urbano podría tener un impacto positivo en la salud de los ciudadanos. Es lo que afirma un estudio hecho por el Instituto de Salud Global de Barcelona, el cual estima que se podrían evitar hasta 10 mil muertes al año en ciudades europeas, si éstas ampliaran sus carriles de bicicleta.

El estudio analiza los datos de varias ciudades europeas y sugiere que la longitud de la red de vias ciclistas está asociada al tipo de transporte elegido. A mayor número de carriles bici, más posibilidades de que se escoja este tipo de transporte.

En Copenhague, ciudad líder del velocípedo, las bicicletas superan al número de coches y cada día más de 400 mil personas se mueven con este medio. Con sus mil kilómetros de pistas ciclables, Copenhague es la ciudad modelo en este tipo de transformación urbana, comenzada en los setenta, después de la crisis petrolera.

10 mil muertes podrían ser evitadas

Según este instituo de salud pública,invertir en infraestructuras para la bicicleta aportaría grandes beneficios con un gasto relativamente bajo.

El estudio fue llevado a cabo en 167 ciudades europeas y estima que si las ciudades europeas incrementaran en un diez por ciento sus infraestructuras ciclistas, se podrían prevenir hasta 10 mil muertes al año.

La bicicleta antes de la Segunda Guerra Mundial

De hecho, antes de la segunda guerra mundial, la bicicleta era el medio de transporte más común en Europa. Fue en los cincuenta y sesenta que el automóvil va a reemplazarla poco a poco.

Pero ahora, muchas ciudades quieren invertir la tendencia. Es el caso de París o de Barcelona, las cuales han logrado en los últimos años, aumentar el uso del velocípedo gracias a una política que fomenta este medio de transporte.

En el caso de París, el sistema de bicicletas compartidas, el célebre velib', también ha contribuido al aumento del uso de la bicicleta.

El estudio estima que con más carriles bici, una de cada cuatro personas escogería la bicicleta como medio para desplazarse diariamente.

A título comparativo, en varias ciudades de Holanda, como Amsterdam, el 29 % de los desplazamientos urbanos se hacen en bicicleta.

En Alemania es del 10 % en términos generales, aunque en ciudades como Munich el porcentaje es mucho mayor.

En Francia, la ciudad mas "bike friendly" es Estrasburgo, con sus 300 kilómetros de pistas ciclables y su 16 % de desplazamientos por este medio.

En París, si bien ha habido un aumento del uso de la bicicleta, "sólo" cuenta con 185 kilómetros de carriles bici y sólo el 4 por ciento de los desplazamientos urbanos se hacen en bicicleta.

Pero incluso con un aumento de sólo el diez por ciento de pistas ciclables, se puede ya fomentar el uso de la bicicleta en las ciudaes, ganando en salud, menos contaminación, disminución del estrés y un arte de vivir más equilibrado.

Entrevistado: David Rojas, investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona.
Visto en | http://es.rfi.fr